José Ortega Cano se ha convertido en el personaje del momento por su grave crisis con Ana María Aldón, y no hay día que el todavía matrimonio no acapare titulares por el delicado momento personal que atraviesan desde hace meses.

Ortega Cano continúa en Madrid poniendo en orden sus asuntos económicos y realizando una serie de movimientos que tienen a todos desconcertados. Y es que en los últimos días le hemos visto visitando varias entidades bancarias, despachos de notarios e incluso guardamuebles, lo que muchos interpretan como los pasos previos a la disolución de su matrimonio y al posible reparto de bienes con Ana María.