Las fuertes tormentas registradas en las últimas horas han provocado que el agua penetre en las instalaciones y ha obligado a desalojar a profesores y alumnos.