El programa "Descobrint els nostres racons" de Levante TV ha visitado Altea, una localidad típicamente pesquera de la Costa Blanca, que enamora. La localidad alicantina ha sabido enamorar a sus visitantes y preservar sus tradiciones.

Qué visitar en Altea:

  • Villa Gadea: Su emplazamiento ligeramente elevado sobre la costa y con vistas a la bahía, frente a la Illeta, rodeada de una frondosa pinada, hacen del lugar uno de los más hermosos parajes alteanos e incluso mediterráneos. De la antigua Villa queda solo la casa principal, los espacios colindantes y parte del arbolado. Ha sido y sigue siendo un lugar frecuentado por los alteanos en sus momentos de ocio.
  • Playa de l’Espigó: Consiste en una ampliación de más de 300 metros de playa del litoral de Altea al que se le suma un paseo marítimo que comunica con la desembocadura del río Algar. Esta playa es de canto rodado y guijarro. Está protegida por dos espigones, que hacen que el buen estado de las aguas esté garantizado, incluso los días que haya oleaje.
  • Plaza de la Iglesia: Espacio que ocupaba el Castillo de Altea, de cuerpo cuadrado, con tres garitas en las esquinas. En la cuarta esquina, se adosaba un rombo emergente y acabado en punta de flecha para defender la puerta de acceso al castillo. Desde su mirador, el visitante puede sentirse parte activa de la Historia de Altea.
  • Plaza de la Canterería: La Torre de Bellaguarda y el hábitat al que estaba asociada, ocuparían un espacio cuadrangular formando la actual plaza de la Canterería, un baluarte defensivo con vistas privilegiadas en el barrio más antiguo de la villa.
  • Mercado Municipal: Donde se puede encontrar el mejor producto de proximidad de la localidad.

Dónde comer:

  • Restaurante Juan Abril: Por su envidiable situación en primerísima línea de playa y por su extraordinaria cocina, el restaurante Juan Abril, es una opción muy recomendable. Un acierto seguro. El restaurante ha sabido equilibrar en la gastronomía que oferta, la madurez, tradición, tendencia y modernidad. El producto es el protagonista y la manera de elaborar, inspiración total en la tradición más arraigada.