Una historia digna de Berlanga. Varias patrullas de la Guardia Civil fueron movilizadas ayer hasta el ayuntamiento de Alginet al ser avisadas de la presencia de varios encapuchados con metralletas. También se dio aviso a la policía local. Sin embargo, todo fue un error. Se trataba de la grabación de una serie realizada por un cineasta local y, al parecer, no se realizó el pertinente aviso a los cuerpos de seguridad.