El temporal que ha sacudido la costa mediterránea durante la última semana comienza a llenar las playas situadas al sur de la desembocadura del Xúquer de suciedad.