Alfons Domínguez defiende la solidez del gobierno tripartito (Compromís, PSOE y UCIN) pese a la disparidad ideológica, apuesta por dar continuidad a los proyectos de reordenación de espacios urbanos para dar prioridad al peatón y, además de mostrar su preocupación por el riesgo de incendios, incluso por encima del de inundación en una coyuntura de emergencia climática, considera que el mayor logro del primer año al frente del ayuntamiento es "acabar pilotando una máquina que tiene a tanta gente diferente, llegar a entendimientos y que puedas hablar serenamente y mirar por el bien de la ciudad".