Familiares y amigos recibieron al subcampeón de Europa de vallas en la estación de ferrocarril de Gandia.