Los hogares de la Comunitat Valenciana que sufren esta situación son más de 218.000 en total