Teresa Romero ha regresado a su domicilio habitual de Alcorcón, en Madrid, tras unos días de descanso en su localidad natal de Becerreá (Lugo). La auxiliar de enfermería ha dicho que se encuentra mejor y que su recuperación transcurre con lentitud. Ha añadido que piensa llegar hasta el final en las medidas legales emprendidas contra la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.