Vera, la pequeña de 4 años que el domingo por la noche falleció tras el grave accidente sufrido en el castillo hinchable de la feria de Navidad de Mislata, se ha despedido del mundo "de forma trágica e injusta", pero con una sonrisa que no desaparecerá. Así es como ha querido mostrarla su padre, Iván, quien ha compartido en las redes sociales un emotivo vídeo de la niña cantando y acompañado de unas palabras que reflejan el que probablemente sea el dolor más grande que puede sentir un ser humano: la pérdida de un hijo.