Sorpresa mayúscula. Una vecina de la barriada de las 613 Viviendas de Burjassot se ha llevado hoy el susto de su vida al encontrar una granada de mano, posiblemente de la Guerra Civil española, entre las patatas que acababa de comprar en una verdulería próxima a su domicilio. Ha sido pasadas las 13.30 horas de hoy, cuando la mujer ha llegado a su casa y ha comenzado a colocar las patatas en la bandeja superior de un verdulero de su cocina. En ese momento, ha reparado en que entre los tubérculos había algo que, aunque a primera vista podía parecer uno de ellos en estado de putrefacción, no era una hortaliza.

Ver noticia completa