El Ayuntamiento de València ha instalado tres fuentes de agua potable filtrada y refrigerada en la plaza del Ayuntamiento, el paseo Marítimo y la Ciudad de las Artes y las Ciencias para afrontar esta temporada de verano y turística como un servicio más a la ciudadanía y a quienes visitan la ciudad.