La imagen de San Vicente Mártir, que habitualmente recorre las calles del centro el 22 de enero por la mañana, ha tenido qjue quedarse esta vez en el interior de la Catedral. Tras la misa en honor al patrón de la ciudad, ha hecho un recorrido claustral, sin ser seguido por los fieles, que lo contemplaron desde sus asientos.