Una cría de la especie de escorpión más grande del mundo ha nacido en el Bioparc, y se encuentra en un espacio con un tronco gigante caído, siendo la guarida de artrópodos y reptiles.