Un presunto maltratador que tenía en vigor una orden de alejamiento de su expareja ha sido encarcelado por provocar un incendio de proporciones y consecuencias gravísimas al atacar a la mujer incendiando su vehículo con una bomba casera en un aparcamiento subterráneo con decenas de coches estacionados.

El fuego, causado en plena madrugada de la noche de San Juan, cuando el más de un centenar de vecinos del inmueble dormía, provocó el desalojo de 80 personas, de las que once resultaron intoxicadas y varias de ellas hospitalizadas. Una mujer estuvo incluso ingresada durante dos días en la UCI de un hospital de València y dos más recuperándose en una habitación del centro sanitario. Además, al menos trece viviendas sufrieron daños y la finca acumula desperfectos valorados en una fuerte suma de dinero.

El presunto autor del brutal incendio, Borja M. M., con 21 detenciones a sus espaldas, no actuó solo. Varias cámaras de seguridad del edificio lo grabaron tanto cuando llegaba como cuando se iba, acompañado de un cómplice que también ha sido detenido.

Fue precisamente una vecina quien dio la alerta aquella madrugada, sobre las 5.15 horas, al despertarse y ver cómo por los respiraderos del parking, que ocupa todo el centro de un gran manzana de la avenida de las Corts Valencianes, salían columnas de humo y llamaradas que alcanzaban ya las viviendas del segundo piso.

La mayor afectación fue para el bloque 3, de cuyas viviendas tuvieron que ser desalojadas ochenta personas. La mayoría de ella alcanzaron la calle por sus medios y unos fueron avisando a los otros conforme bajaban lo más rápidamente posible a la calle, ya que los ascensores habían quedado inutilizados.

De esos 80 desalojados, al menos once requirieron asistencia sanitaria, la mayoría en ese mismo lugar, pero hubo varios, entre ellos dos niños, uno de 6 años y el otro de 10, que tuvieron que ser trasladados a centros hospitalarios de València ante la gravedad de su situación. Así, uno de los niños fue diagnosticado de bronquitis aguda y una mujer precisó cuatro días de hospitalización, dos de ellos, en la UCI, por lo que los dos detenidos están siendo investigados por un delito de incendio con grave riesgo para las personas y otro de lesiones graves. Borja M. M., además, está acusado de un delito de quebrantamiento, por vulnerar la orden de alejamiento de su expareja, en vigor desde febrero de 2021 tras un juicio rápido por un delito de violencia machista.

El capó destrozado por la bomba

Nada más iniciar la investigación, agentes de Policía Judicial de la comisaría de Trànsits averiguaron, gracias a las Bomberos de la ciudad, que el incendio había comenzado en un vehículo concreto, y que se había tratado de un hecho intencionado, dado que el foco se situaba encima del capó, parcialmente destruido por el impacto de una bomba incendiaria casera.

A partir de ahí, los agentes obtuvieron las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad instaladas en todos los accesos y zonas comunes del bloque. Así vieron a los dos sospechosos cómo abrían la puerta del edificio haciendo uso de una llave, cómo accedían al vestíbulo principal y cómo se colaban por la puerta que da acceso al garaje. Ambos volvieron a ser grabados cuando recorrían el sentido inverso apenas 20 minutos más tarde.

Unos 10 minutos después, el incendio devoraba el primer sótano del edificio y obligaba a 80 vecinos, algunos de ellos con sus hijos de corta edad, a huir en plena noche de sus viviendas, once de las cuales sufrieron serios daños y desperfectos que aún están en trámite de resolución. Del mismo modo, el fuego inutilizó cinco ascensores, dejó sin luz y agua a parte del complejo y provocó daños en la fachada interior y en muchas de las tuberías, que se derritieron por las elevadas temperaturas.

"Va alardeando ‘ke’ ha sido él, pasando fotos de los coches ‘kemados’"

El presunto maltratador encarcelado por provocar el incendio de la avenida de las Corts Valencianes que causó lesiones a once personas –dos de ellas, niños de 6 y 10 años– y daños a doce viviendas, once personas y 13 vehículos no solo se dejó grabar, a la entrada y a la salida, por las cámaras de seguridad del complejo residencial, sino que además envió a sus conocidos mensajes en los presuntamente se incriminaba. De hecho, la Policía Nacional ha logrado hacerse con esos mensajes de Whatsapp en los que un amigo habría advertido a la expareja que el ahora encarcelado «va alardeando ‘ke’ ha sido él», «pasando fotos de los coches ‘kemados’ a toda Valencia» y «diciendo ke lo ha hecho porque no le llevaste los nenes».


ANTE LA VIOLENCIA MACHISTA, 016

 

El teléfono 016 atiende a las víctimas de violencia de género las 24 horas del día, todos los días del año. En este teléfono encontrarás la ayuda de especialistas en múltiples idiomas. Si tú o alguien que conoces es víctima de violencia física, psicológica, sexual, económica o de cualquier otra índole llama: el número no se queda registrado en la factura telefónica.

En caso de necesitar ayuda urgente, en el 112 los equipos de Emergencias te auxiliarán con rapidez.