02 de junio de 2017
02.06.2017
Magazine Fashion&Arts
Flamenco

Alma Jonda

A principios del siglo XX la gente que quería ver buen flamenco viajaba, contra todo pronóstico, a Barcelona

02.06.2017 | 12:05
Una réplica exacta del Patio del Farolillo, de estilo cordobés, que forma parte del Tablao de Carmen.

Hubo un tiempo en que Barcelona era considerada la ciudad más flamenca de España, una urbe más andaluza que la propia Andalucía. Era, literalmente, la capital del flamenco. Leo y releo la rigurosa tesis de Montse Madridejo 'El flamenco en la Barcelona de la exposición internacional 1929-1930' (Edicions Bellaterra, 2012) para que no me queden dudas. No faltan datos que avalen su teoría.Cuatrocientos artistas, más de cien locales, casi veinte espectáculos diarios. Y un sinfín de crónicas encendidas de los periodistas de la época con auténticas perlas...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Horas en el paraíso

Horas en el paraíso

Los primeros festivales marcaron la atracción fatal entre moda y conciertos infinitos

Santos placeres

Santos placeres

El Monasterio de Valbuena alberga el spa de lujo de Clarins - Cuidar cuerpo y alma vale 5 estrellas

Política del cuerpo

Política del cuerpo

Ya lo advirtió el filósofo Foucault: "El cuerpo es un texto donde se escribe la realidad social"

Contra el kilómetro 0

Contra el kilómetro 0

Inspirarse en otras culturas ya no es exótico, ahora es la norma de cualquier colección

La sensatez lleva tacones

La sensatez lleva tacones

La líder de Jimmy Choo sabe muy bien que el éxito es una mezcla de sabiduría, talento y riesgo