El ejemplo de un hospital griego

05.09.2013 | 01:18

José Costa Sansaloni. Bellreguard.

Acabo de leer varias veces el artículo «Hospital griego», de Emili Piera, aunque también se podía titular con la frase final del texto: «Muchas gracias». Me ha gustado mucho el artículo, pues describe muy bien la secuencia de lo sucedido a él y su mujer por la picadura de una avispa y la posterior búsqueda de un hospital entre Quios y Vrontados. Pero lo que más me ha gustado es la descripción sencilla, como si fuera un cuadro de Sorolla, de los medios del hospital, pero sobre todo del trato humano. Incluso el hecho de que no les cobraran nada.
Algo similar nos pasó a un grupo de montañeros en Andorra a finales de julio cuando a uno de mis compañeros le dio una reacion alérgica al polen de los pinos. En Urgencias del Hospital de Nuestra Señora de Meritxell lo trataron con mucha profesionalidad y trato humano. Al final, le cobraron 80 euros, pero la factura se podía presentar en España, que devolvía el 85 %. Pero la conclusión es la misma, como indica, «con un profundo sentido de gratitud».