16 de febrero de 2016
16.02.2016
Operación policial

El dueño de Vitaldent tenía que declarar por intrusismo en una clínica de Mislata

Ernesto Colman estaba citado mañana por una demanda de un paciente por haber sido atendido "por un intruso"

16.02.2016 | 13:58

El dueño de las clínicas Vitaldent, Ernesto Colman, estaba citado a declarar mañana en el mismo juzgado que dirige la operación contra la cúpula de esta empresa a raíz de una demanda de intrusismo presentada por un paciente de una clínica de la localidad valenciana de Mislata.

El presidente del Colegio de Odontólogos de Valencia, Enrique Llobell, ha informado de que este paciente acudió a la entidad colegial a exponer una queja por haber sido atendido "por un intruso, no un dentista" en la clínica Vitaldent en la que estaba siendo tratado.

Los servicios jurídicos del Colegio de Odontólogos recomendaron a este paciente que presentara una denuncia en el juzgado y solicitara la presencia del responsable de las clínicas, como así hizo y aceptó el juzgado.

Son precisamente los juzgados de Majadahonda (Madrid), desde donde se está dirigiendo la operación que se ha saldado, hasta ahora, con trece detenidos de la directiva de Vitaldent por fraude a la Hacienda Pública y los franquiciados, los que citaron a Ernesto Colman a declarar mañana por esta demanda.

El presidente del Colegio de Odontólogos de Valencia ha recordado que Vitaldent acumula "montones de casos de denuncias", entre ellos una presentada por esta entidad por un delito de intrusismo en una clínica de Xàtiva que está pendiente de sentencia.

Ha afirmado que ya existe una sentencia firme en Extremadura por un caso similar, de dos protésicos que trabajaban como dentistas en una clínica de la firma.

Llobell ha criticado "un problema muy importante" que existe en España y que es la permisividad en la publicidad que provoca, a su juicio, que existan "hipermercados dentales" ya que la administración permite que los famosos "anuncien dientes en todas las cadenas".

En Francia, ha asegurado, no ocurren casos de cierre de clínicas como en España porque en cada gabinete dental "hay un responsable que es un dentista, que tiene una clínica dental".

Sin embargo en España hay "un exceso de odontólogos" y como ejemplo ha señalado que en la ciudad de Valencia, que tiene un millón de habitantes, hay cuatro facultades de Odontología.

"Hay montones de estudiantes que no pueden montarse una consulta y van a trabajar por 600 euros al mes" en este tipo de cadenas, que "sí pagan mucho dinero al comercial", que es el que convence a los pacientes para firmar la financiación de un tratamiento.

Llobell ha aconsejado a los pacientes que no firmen esa financiación sin consultar un segundo presupuesto y sin asegurarse porque en muchos casos "le han dado un presupuesto hinchado", así como que no paguen por adelantado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine