22 de noviembre de 2015
22.11.2015

«Cosmos» se despide tras triunfar

En su último programa la adaptación de la mítica serie de Carl Sagan aborda los misterios de la energía oscura con cuatro premios Emmy y doce nominaciones a los mismos galardones

22.11.2015 | 04:15
«Cosmos» se despide tras triunfar

Tras lograr el estreno más visto del canal, Cosmos finaliza su temporada en Mega. La superproducción de National Geographic ha sido premiada con cuatro premios Emmy y doce nominaciones a los mismos galardones. Se trata de una adaptación de la mítica serie Cosmos, creada por el reputado científico y divulgador Carl Sagan en 1980.

La serie documental que cuenta con Carlos Sobera como presentador, trata de recuperar precisamente esa fascinación de la audiencia por las maravillas del Universo que su predecesora dejó y se nutre de todas las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

Producida por Seth MacFarlane, en su estreno en EE UU reunió a 5,8 millones de espectadores. Con los dos primeros episodios, Cosmos se convirtió en el más visto de la cadena. El estreno de la serie alcanzó una media de 2,6% de cuota y 478.000 espectadores: 2,3% de share y 445.000 en la primera, titulada En medio de la Vía Láctea, y hasta el 3,1% y 512.000 seguidores en la segunda, Lo que las moléculas hacen.
En el capítulo de mañana, Cosmos aborda los misterios de la energía oscura que están esperando ser explorados.

Uno de los secretos que ha hecho triunfar a esta serie es que cuenta con un equipo capaz de crear algunas de las producciones cinematográficas y series televisivas más impactantes.
El Dr. Neil deGrasse Tyson es el presentador de la serie. Es escritor, astrofísico y director del planetario Hayden en el Museo Americano de Historia Natural. Además es ese tipo de científico tan poco habitual que consigue conectar con todo tipo de audiencias. Sus innumerables apariciones televisivas le han convertido además en una autoridad científica con muchísima credibilidad y carisma.

Sin miedo a la oscuridad
Sabemos menos sobre el Universo de lo que sabían los Europeos con formación de la época anterior al descubrimiento de América. Todos esos miles de millones de galaxias, todas esas estrellas, planetas y satélites son sólo el cuatro por ciento de lo que realmente existe. Esta conciencia es la humildad que distingue a la ciencia de otras actividades humanas. Se regodea en el hecho de que misterios aún más grandes, misterios como la energía oscura, están esperando ser explorados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine