08 de febrero de 2018
08.02.2018

El Ayuntamiento rehabilita tres viviendas para la inserción de ex reclusos

El proyecto está dotado con 20.000 euros y también formarán parte de él personas con enfermedad mental

08.02.2018 | 12:33
El Ayuntamiento rehabilita tres viviendas para la inserción de ex reclusos

El Ayuntamiento de València rehabilitará tres viviendas para la inserción de personas ex reclusas y con enfermedad mental. El convenio incluye diferentes acciones, la más importante de ellas, la relativa a la reforma de tres viviendas y acceso a las mismas. Las dos primeras, gracias a la donación de la comunidad de propietarios de la calle Pintor Maella, 5, que hace un año las cedieron temporalmente, y que serán reformadas por los propios usuarios ex reclusos mediante un taller de empleo. Ello permitirá que personas sin hogar proveniente del sistema penitenciario tengan acceso a una vivienda digna.

La concejala de Inserción Sociolaboral, Isabel Lozano (Compromís), ha visitado las tres viviendas con el objetivo de que «las personas no caigan en la situación de no disponer de un hogar o la reincidencia y se incorporen en las mejores condiciones a la sociedad». Con esta colaboración, se da soporte a un proyecto de atención y acompañamiento integral a un colectivo de personas especialmente vulnerable y estigmatizado.

El objetivo es minimizar las consecuencias negativas, sobre la persona y sobre su ambiente y dar soporte en el difícil momento de la finalización de su estancia en prisión. «Se trata de un beneficio para la persona en particular, pero también para toda la sociedad» puesto que «con la vivienda y trabajo en muchos casos, se evita el regreso a prisión» apunta Lozano.

La vivienda para personas con enfermedades mentales estará dirigida a la intervención con 4 personas ex reclusas con enfermedad mental, con un seguimiento del tratamiento psiquiátrico y programas terapéuticos.

A estas tres viviendas se les añaden otras 15 que ya gestiona la asociación Àmbit. Un equipo interdisciplinario especializado en trabajo social, educación social, psicología y auxiliares de dependencia trabajan en este proyecto. A este convenio se une Caja Popular y la Cooperativa Taulell, «por lo que e sun ejemplo de proyecto colaborativo en el cual participa la vecindad, el tercer sector y la administración pública», ha concluido Lozano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook