...    
Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reforma de la Constitución

Bonig: "Se puede hablar de todo, pero no de la unidad de España"

La presidenta del PPCV reformaría el modelo de financiación y definiría las competencias de las autonomías

Bonig: "Se puede hablar de todo, pero no de la unidad de España"

El Partido Popular cree que ha llegado el momento de reformar la Constitución para iniciar una especie de segunda transición. La presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, admite que el texto necesita una actualización, aunque hay unas líneas rojas que su partido nunca apoyará que puedan traspasarse. En este punto cita la unidad de España, la soberanía nacional del pueblo español o la separación de poderes y apunta a que fuera de esas líneas básicas se puede ahondar en muchas otras cuestiones.

Esos ámbitos que sí pueden reformarse son, en opinión de Bonig, la asunción o la determinación de las competencias por las distintas administraciones o la inclusión del derecho europeo porque cuando se aprobó la Constitución en 1978, España aún no pertenecía a la Unión Europea. También aboga por incluir en el debate la financiación, un asunto crucial para la Comunitat Valenciana, pero no solo de las autonomías, sino también la de los ayuntamientos. Sin embargo, Bonig advierte de que los cambios tienen que hacerse después de un debate muy serio y riguroso y dentro de un consenso muy amplio entre partidos.

"Nosotros tenemos muy claro lo que no hay que traspasar -afirma-, pero apoyamos que tenemos que tener una Constitución adaptada a las nuevas demandas de la sociedad y tiene que ser amplia y dar cabida a todo al mundo, pero sin particularidades. Tiene que quedar definida la lealtad entre las administraciones y reflejar la cuestión de la eficiencia y eficacia de los servicios públicos", asegura la presidenta del PP.

Insiste en que no se admitan "particularidades" y que se garantice que todos los españoles son iguales, es decir que no puedan existir privilegios para ninguna autonomía.

Entre los aspectos a reformar, Bonig cree que uno de los asuntos que se llamará a debate en la posible modificación será el de la monarquía para eliminar la preeminencia del varón sobre la mujer.

Compartir el artículo

stats