Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Supuesto acoso sexual

El comandante de Paiporta vuelve a su puesto sin que se haya resuelto el expediente

Durante los tres meses de suspensión de funciones no se ha tomado declaración a nadie y la instructora inicial renunció al sentirse presionada

El comandante (primero por la izquierda) en una reunión en su anterior destino, en Huelva.

El comandante (primero por la izquierda) en una reunión en su anterior destino, en Huelva. LEVANTE.EMV

El comandante jefe de la Guardia Civilcon una suspensión de funciones tras la apertura de un expediente disciplinario por supuesto acoso a su capitán y a otros oficiales, se ha reincorporado a su puesto esta semana sin que se haya resuelto la investigación.

De hecho, ni siquiera se ha tomado aún declaración ni al investigado ni a los denunciantes ni a ninguno de los testigos que comparecieron durante la investigación reservada llevada a cabo en otoño pasado por un teniente coronel de la Comandancia de València.

Tal como informó Levante-EMV, la investigación interna fue abierta después de que el último episodio entre el comandante y el capitán, que debía ser su hombre de confianza como segundo jefe de un puesto con 300 agentes, derivase en la baja del segundo. Fue en ese momento cuando se supo la situación que atravesaba desde hacía meses, por lo que la Comandancia de València tuvo que abrir la citada investigación.

El teniente coronel que la llevó a cabo concluyó que el comandante debía ser sometido a un reconocimiento psicológico y que de su conducta se desprendía la comisión de una falta muy grave por acoso laboral al capitán y de una falta grave por echar a éste de malos modos de su despacho después de sufrir «un arrebato».

El instructor tomó declaración a 19 personas: 18 oficiales, suboficiales y agentes de la Guardia Civil y a una trabajadora del cuartel de Paiporta. Durante la investigación, en la que también fueron aportados cuatro informes distintos, se supo por boca de dos de los testigos que el comandante había proferido, supuestamente, comentarios vejatorios y humillantes contra la alcaldesa de Paiporta, Isabel Martín (Compromís).

El origen de la animadversión habría sido que la alcaldesa no accedió a la petición del comandante de que el electricista y otros operarios del ayuntamiento realizaran arreglos en la vivienda asignada al oficial dentro del cuartel. La edila le respondió que podía hacer cuanto fuese necesario para que el Ministerio de Interior adecentase su vivienda, incluso acondicionar el exterior del cuartel, pero ceder gratuitamente empleados municipales suponía, lógicamente, una prevaricación.

Cambio de instructora

Una vez trascendió el resultado de la investigación interna y que nadie había abierto un expediente pese al tiempo transcurrido, fue el propio director general de la Guardia Civil, Félix Azón, quien, a finales de febrero, abrió un expediente disciplinario y fijó una medida cautelar de tres meses de suspensión de funciones del oficial jefe de Paiporta.

Días después, se nombró como instructora a la comandante jurídica de la Zona de València. La oficial solicitó ser relevada de esa función semanas más tarde alegando sentirse presionada dada la cercanía a todos los protagonistas de los hechos denunciados. La Dirección General de la Guardia Civil accedió y nombró como nueva instructora a la jurídica de la Zona de Cataluña, que ya se ha hecho cargo del expediente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats