Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell protegerá los paisajes agrícolas de más valor ante las fotovoltaicas

Los expertos abogan por elaborar planes de infraestructuras de los espacios agrarios y planificar el territorio para decidir dónde ubicar las instalaciones

Los participantes en la jornada sobre paisajes culturales. | M. A. MONTESINOS

Los participantes en la jornada sobre paisajes culturales. | M. A. MONTESINOS

La Conselleria de Política Territorial elaborará el Catálogo de paisajes culturales de la viticultura para proteger los paisajes agrícolas de los proyectos de instalaciones fotovoltaicas que amenazan territorios sobre todo de interior, según anunció ayer el conseller de Política Territorial, Arcadi España en la inauguración de la jornada «Paisatges culturals davant la transició energètica», organizada por la Cátedra de Cultura Territorial de la Universitat de València.

El catálogo se elaborará en colaboración con los consejos reguladores de las marcas vitivinícolas para «identificar los suelos donde estos paisajes presentan una mayor calidad de los elementos que los constituyen: suelos, parcelas, vías, bodegas, casas de labranza y otros elementos del patrimonio cultural arquitectónico», según informan desde la Conselleria de Política Territorial.

El catálogo también servirá para «regular los suelos y actividades compatibles con la preservación de estos paisajes agrícolas culturales y su puesta en valor». Una iniciativa que permitirá «contribuir al conocimiento, valoración y dinamización de estos espacios para la consecución de productos de calidad, la mejora del empleo y la introducción de usos terciarios sostenibles y compatibles con la preservación de sus valores», aseguran desde Política Territorial.

La tesitura entre la preservación del patrimonio agrícola o la apuesta por la inversiones en instalaciones fotovoltaicas planeó por todas las intervenciones de la jornada. Al respecto, el conseller Arcadi España destacó la importancia de «dialogar con todos los actores en los planes de acción territorial, los expedientes fotovoltaicos (que se presentan) practicar el diálogo antes, durante y después». Racionalizar y ordenar la implantación de estas infraestructuras es la clave, según destacó el catedrático de análisis geográfica regional, Rafael Mata, y autor del «Atlas de los paisajes de España» de 2003.

«Se puede pasar del ‘así no’, al ‘así sí’» defendió mientras mostraba ejemplos de actuaciones fotovoltaicas integradas en el paisaje o contaba la experiencia de Sigüenza (Guadalajara) que «se han visto desnudos ante la llegada de las empresas fotovoltaicas, por lo que han encargado un estudio de ‘caracterización del paisaje’ porque es necesario un plan especial que diga ‘aquí no o aquí sí’», abogó.

Posiciones dispares

Por el contrario, el antropólogo Luis Vicente Elías (autor del Atlas del paisaje de la vid) y la profesora de Sociología de la UV, Beatriz Santamarina, o el enólogo de Terres dels Alforins Rafael Cambra consideraron incompatibles las instalaciones energéticas con los paisajes agrícolas. Santamarina defendió revisar las leyes de áreas protegidas y del patrimonio natural valenciano.

Vicente Elías reclamó un «plan de infraestructuras del espacio agrario» desprotegido ante las instalaciones energéticas. «No son compatible: combinar viñedos con energía no es posible». Cambra destacó que les Terres dels Alforins es un «espacio sensatamente humanizado donde se cultiva con respeto a cambio de nada».

En la segunda mesa redonda, el biólogo de la Fundación Global Nature, Jordi Domingo, abogó por «planificar y realizar una verdadera transición energética, no una fartà energética». La directora general de Paisaje, Rosa Pardo, aseguró que «el paisaje tiene un contexto crítico que merece se parte activa» al tiempo que recordaba los trabajos realizados por su departamento para la protección del paisaje. Y la arquitecta Ana Luengo apeló a la necesidad de «empezar a pensar en los valores y elaborar estudios de paisajes para ser protegidos. Y aceptar los cambios que deben suceder por la parte natural y cultural».

Compartir el artículo

stats