Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La educación infantil cae a cifras de alumnos de 2014 por la pandemia

La bajada en las aulas de 0 a 3 años es de un 12 % en un año

Una imagen del CEI
La Aurora 3, en València
ayer por la mañana.  c.l.a

Una imagen del CEI La Aurora 3, en València ayer por la mañana. c.l.a

Un 12 %. Ese es el porcentaje que han caído este curso las matriculas en el primer ciclo (0-3 años) de las escuelas infantiles de la Comunitat Valenciana. El segundo ejercicio en pandemia ha consolidado la «situación crítica» que viven los centros de enseñanza infantil. Así lo describe Carmen Bardal, presidenta de la Asociación de Escuelas Infantiles de la Comunitat Valenciana (Adeiv-Acade). En números, el curso 2020-2021 ha contado con un total de 40.148 alumnos matriculados frente a los 45.566 que se registraron en 2019-2020, según se extrae de datos publicados por el Ministerio de Educación. En los últimos cinco años, la cifra de matriculados ha ido subiendo hasta este ejercicio, cuando se ha vuelto a los datos que se contabilizaron en el curso 2014-2015.

Los motivos son varios. La covid-19 ha sido el escenario donde se han desencadenado las situaciones que están «vaciando» las aulas infantiles. La pandemia «ha sido demoledora». En primer lugar, la patronal apunta al temor de las familias al virus. Algo que constata la Escuela Infantil La Milotxa en València. «Ha habido familias que tenían miedo a que los niños se contagiaran porque eran los abuelos quienes se encargaban de ellos y todavía no estaban vacunados», resumen fuentes del centro.

Además del reparo a posibles positivos, las consecuencias económicas sobre las familias se han notado. «Hay familias que se han quedado en Erte o sin trabajo y ya no pueden traerlos», añade Bardal.

A los factores pandémicos se le suma la baja natalidad. «El descenso ha sido tremendo y se siente en los centros», apunta. Este año, según se extrae de datos del Instituto Nacional de Estadística, a fecha de enero de 2021 los nacimientos habían descendido en casi un 24,5 % en la Comunitat respecto al año anterior.

Bardal estima que en la autonomía se han perdido un 40 % de puestos de trabajo en este curso. «Si se cierran aulas, se despide al personal en un sector que está muy feminizado», matiza la responsable de la entidad. Todo este cóctel puede ser letal para las escoletas. «Tenemos miedo a desaparecer, no se están recuperando matrículas como cabía esperar».

Más presupuesto para familias

Además, aunque reconoce que el anuncio de alargar las bajas por maternidad a seis meses es «un avance social», la medida tendrá repercusiones en el sector, de igual forma que lo tienen la «ampliación de aulas de dos años por parte de la administración». «Si de 0 a 1 no vienen y de 2 a 3 están en colegios, nos queda el espectro de un año, es un riesgo de desaparecer», opina.

De cara al curso que viene, como publicó este periódico, la Conselleria de Educación incrementará un 10 % el aporte público a las familias que escolaricen a sus hijos de 0 a 3 años en escuelas infantiles privadas y en los tramos de cero a un año y de uno a dos años en las escuelas municipales para el curso 2021-2022. En total, se invertirán 61 millones en ayudas económicas para el llamado Bo Infantil, 5,5 millones más que en el curso actual.

Compartir el artículo

stats