Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los centros educativos presentan 75 proyectos a los premios de investigación

Un total de 142 estudiantes de 45 colegios e institutos optan a los galardones Sapiència, que convocan Innovación y Ruvid

Dos estudiantes en la Fira Experimenta de la Universitat.

Dos estudiantes en la Fira Experimenta de la Universitat. E. Ripoll

La primera edición de los premios Sapiència ha cerrado su plazo de convocatoria con un total de 75 proyectos de investigación presentados. El objetivo de estos galardones —financiados y organizados por la Conselleria de Innovación y la Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigación, el Desarrollo y la Innovación (Ruvid)—, es despertar vocaciones científicas entre el alumnado de Bachillerato y descubrirles itinerarios formativos por los que podrán decantarse más adelante.

En el estreno de los Sapiència, 142 alumnos y 75 tutores de 45 centros educativos han presentado 75 proyectos de investigación. Según Ángel Carbonell, director general de Ciencia del Consell, esta participación ha supuesto «una sorpresa positiva porque sabíamos que el curso académico era muy complicado hacer trabajos por la pandemia y, además, al ser la primera edición, los colegios no conocían los premios».

«Es una maravilla tener más de 70, es un comienzo y en un futuro esperamos que participen todos los centros», asegura. Como confirman estos datos —y también los de iniciativas como la Fira Experimenta de la Universitat de València—, cada vez más los centros apuestan por trabajar con proyectos y hacer a los estudiantes partícipes de su aprendizaje.

Según apunta la conselleria, en la provincia de València es donde más proyectos se han presentado: 47 propuestas, de 79 autores de 24 centros. La siguen los colegios e institutos de Alicante —19 candidaturas de 39 alumnos y 13 centros—; y Castelló, con 9 proyectos de 27 autores de 8 centros.

Como explica Carbonell, las investigaciones de los estudiantes —que además de la parte teórica, también han tenido que presentar en un vídeo— se pueden enmarcar en cualquier área de conocimiento, no solo las estrictamente científicas.

Así, las Ciencias de la Tierra y la vida es el campo de conocimiento con más proyectos, 25; seguido de Artes, Humanidades y Ciencias Sociales, con 13; y 12 en Física, Química y Matemáticas, y Tecnología e Ingeniería.

Despertar el talento

«Queremos que se diviertan con la ciencia, aplicando creatividad e imaginación, que no vean que es complicada; y despertar talento investigador en chicos y chicas», apunta Carbonell, que recuerda que esta iniciativa surge de la experiencia del IES Malilla de València en la materia.

En concreto, la profesora Carolina Picazo ya impulsó investigaciones entre su alumnado, que hace investigaciones de primer nivel. Ahora, desde la conselleria se ha «potenciado y extendido a toda la Comunitat Valenciana» esta experiencia, con un presupuesto total de 75.000 euros.

En octubre tendrá lugar el I Congreso Sapiència en València —que el Consell espera replicar también en Alicante y Castelló—, en el que se conocerán los ganadores elegidos por un jurado de 72 reconocidos expertos de las universidades valencianas. «No solo se trata de pensar, diseñar y desarrollar un proyecto, también hay que saber presentarlo y hacer difusión. Para los profesores es un trabajo extra, pero la convocatoria les permite poner en práctica conceptos que ven en clase», resume el director general.

Posible ampliación a la ESO

«Todas las experiencias positivas que seamos capaces de transmitir suponen una motivación excelente para que en un futuro los estudiantes comiencen una carrera científica; creemos que es una buena estrategia para motivar y desarrollar todo su potencial posible», añade Carbonell, que ya avanza que posiblemente la próxima convocatoria también se abra para 4º de la ESO y, en un futuro, también para FP y en inglés.

Compartir el artículo

stats