Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana

Pilar Bernabé: "Las primeras soluciones a la financiación se van a ver en esta legislatura"

Asegura que se va a «empeñar» en alinear las políticas del Gobierno y la Generalitat. «No está en mis planes ser alcaldesa de València», zanja

«Las primeras soluciones a la financiación se van a ver en esta legislatura»

Un viernes reciente, poco antes de oficiar una boda, la entonces concejala de València Pilar Bernabé recibe una llamada del Palau de la Generalitat. La esperan sin demora. El president y secretario general de su partido, el PSPV, necesita hablar con ella. Vaya lío. La boda no puede esperar. Así que justo después de la ceremonia, aún de tiros largos, Bernabé entra en la sede del Consell. Una buena escena para el año Berlanga. De allí salía con nuevo horizonte: tenía que cambiar el ayuntamiento y por la Delegación del Gobierno. Aquí está ya, en un despacho amplio y funcional, con poca huella personal aún. Es la segunda Bernabé que ocupa el puesto: su hermano mayor, Antoni, estuvo en el Palau del Temple entre 2004 y 2008, en pleno apogeo de la era Camps. El edificio ha cambiado bastante en este tiempo. «Fue la primera persona a la que llamé. Está más contento que cuando le nombraron a él».

¿Su hermano le ha dicho qué charcos no hay que pisar?

Sobre todo me ha dicho donde tengo que intentar poner el acento y aprovechar una situación que él no tuvo y que es nuestra principal oportunidad, porque los dos gobiernos están alineados. El vivió una época muy complicada donde eso no sucedía y le restaba oportunidades a la Comunitat Valenciana. Todo es mucho más fácil si somos capaces de alinearlo. Y en eso me voy a empeñar.

¿Y cómo hacer ese mejor alineamiento o comunicación entre los dos gobiernos?

Compartimos un objetivo común y entonces es fácil. Tanto la Generalitat como el Gobierno de España han marcado que la C. Valenciana tiene un gran potencial para posicionarse, atraer inversión y desarrollar talento. El Gobierno lo sabe y para España es una oportunidad también.

¿Si va a empeñarse es que no se ha trabajado bastante en el pasado?

No. Es consecuencia también del trabajo de la Generalitat, que ha sabido poner en valor el papel de la C. Valenciana y evidenciar su capacidad. Ahora hay que alinearlo más si cabe.

Habla de la potencialidad de la C. Valenciana. El presidente del PPCV, Carlos Mazón, decía hace unos días que estamos peor que en 2015, cuando la izquierda llegó al poder.

Los datos son evidentes. Los índices de empleo, afiliación a la Seguridad Social o exportación están absolutamente disparados comparados con 2015. Las altas a la Seguridad Social han aumentado más del 26 % y los índices de paro están a un nivel muy por debajo. Y antes de 2015, aquí se trituraba el talento, que se iba. Ahora no sólo no tenemos esa fuga, sino que lo estamos importando. Las palabras de Mazón no tienen nada que ver con la realidad.

En lo que no ha habido muchos avances desde 2015 es en la reforma del sistema de financiación.

Nos gustaría que los pasos se pudieran dar más rápidos, pero desde luego el Gobierno de España ha cumplido con una parte y ha puesto encima de la mesa un esqueleto para que se pueda trabajar y dialogar. El consenso se exige a todo el arco parlamentario. El problema es que la voluntad de dialogar del PP y sus aliados de la extrema derecha ha sido más bien limitada en un momento donde todos los países avanzados han mostrado unidad. En este país no lo hemos tenido fácil con la oposición.

¿El esqueleto no es quedarse a medias, porque no hay una propuesta definitiva?

El esqueleto es empezar. Hay que ponerlo encima de la mesa para empezar a aportar. Pero para eso hay que sentarse. Eso es lo que nosotros le pedimos al PP y a sus socios de la extrema derecha.

¿Ha hablado con el Ministerio de Hacienda estos días? ¿Va a hacer presión para intentar acelerar las cosas o todo recae en la oposición?

Estoy convencida de que la ministra es sensible a esta necesidad del pueblo valenciano. Lo ha mostrado dando el primer paso y ahora de lo que se trata es de trabajar a través del diálogo. Me ofrezco a trabajar y hablar con todos para llegar a ese acuerdo.

Y si no hay reforma, ¿debería haber en esta legislatura al menos una solución a la deuda histórica de los valencianos?

Se han sentado las bases, lo que indica que la voluntad existe. A partir de ahí, todos los pasos van a ser para buscar soluciones. Estoy convencida de que sí, de que llegaremos a un punto en el que las primeras soluciones se van a ver.

¿Y si no hay solución, cree que eso puede erosionar la relación entre las dos administraciones, española y valenciana?

Doy por hecho que va a haber solución. Porque para eso somos muchos los agentes implicados y con voluntad de solucionarlo.

¿El Gobierno ha respetado los acuerdos de investidura con Compromís?

Ha cumplido en la medida que ha puesto una propuesta encima de la mesa.

Más que propuesta, es un esqueleto, ¿no? ¿Uno de sus objetivos es reconstruir la relación con Compromís, con quien su antecesora tuvo algunos tropiezos?

Ayer estuve hablando con la vicepresidenta del Consell y creo que tiene voluntad de trabajar de forma coordinada y conjunta.

Además de la infrafinanciación está el problema de la ejecución de las inversiones. El último año ha sido de las más bajas en España. ¿Tenemos la certeza de que no va a volver a pasar?

Sí. Los datos dicen también que la ejecución en infraestructuras en el último año, con más de 800 millones, ha sido la más alta en diez años. Además, las licitaciones recientes o que están a punto de salir, como la del canal de acceso ferroviario de València, van a aumentar la ejecución.

¿Puede asegurar que en los próximos presupuestos del Estado se respetará el peso poblacional de la C. Valenciana en el reparto de las inversiones?

Estoy convencida de que será así, porque en el reparto de los fondos de la UE se ha visto el espíritu del Gobierno de respetar el peso poblacional.

¿Vamos a una recesión? La vicepresidenta Calviño alertaba hace unos días de que la situación puede ponerse dura.

Sabemos que estamos en una situación muy complicada. Las consecuencias de la pandemia y una guerra injustificada, que ha disparado los precios y que pone en tensión la economía y la sociedad, son un motivo de preocupación. Pero este país y la C. Valenciana están mucho más fuertes que en 2015. Tenemos que aprovechar esa fortaleza para afrontar las dificultades. Lo hemos hecho en la pandemia, y con la misma voluntad, determinación y tranquilidad vamos a poder afrontar el momento actual.

Si mañana le llama Pedro Sánchez, ¿qué le pediría como voz de los valencianos?

Que sepa que todos los ciudadanos y ciudadanas de la C. Valenciana van a conocer el esfuerzo que está haciendo este Gobierno para mejorar la vida de todos y, sobre todo, para ayudar al desarrollo de la C. Valenciana.

¿No llega a los ciudadanos ese esfuerzo?

Tenemos distintas administraciones y sentirlas más o menos cercanas normalmente va relacionado con la proximidad geográfica. El Gobierno de España es el que está un poco más para lejos y esta delegación está para ser precisamente su voz.

¿El Gobierno tiene alguna opinión sobre la tasa turística?

Ha quedado más que claro en los acuerdos de las Corts que cada ayuntamiento tenga su capacidad de decidir si quiere o no la tasa. Vengo del ámbito municipal y me parece que así tiene que ser. Hay cuestiones que tienen toda la legitimidad del mundo los municipios para decidirlas.

¿Qué opina de la prohibición de la prostitución? ¿Va a trabajar por ella? En el Gobierno no hay una posición unánime.

La abolición de la prostitución es una necesidad que tiene este país con miles de mujeres sometidas a trata y al abuso absoluto de su libertad. Estaré siempre al lado de quien abogue por la abolición.

¿La posición del Gobierno sobre la ampliación del puerto de València es intentar acelerar esta obra?

El puerto es un valor imprescindible para València, su área metropolitana y toda la Comunitat. Todas las obras se van a hacer siempre respetando la sostenibilidad y el impacto medioambiental. No veo que otros que vienen de otros lugares a decir lo que tenemos que hacer pongan ninguna objeción en sus territorios. Para la C. Valenciana el puerto es absolutamente estratégico. El Gobierno lo sabe y la Generalitat, también.

¿Cómo vive las frecuentes disputas entre los socios del Gobierno de España, parecidas a las del Consell? ¿Aleja a la ciudadanía la imagen de división?

Vengo de un gobierno de coalición y se suele poner el acento más en el disenso que en el consenso. Son gobiernos que han sacado medidas tan transformadoras para la sociedad como los Perte y todas esas acciones no pueden venir de la mano de gobiernos que están en permanente disputa. Si las estamos consiguiendo es porque igual no somos gobiernos tan ruidosos, sino también fuertes y sólidos.

¿Venir al Palau del Temple supone entrar en la primera división de la política valenciana?

Me lo he planteado más como una carrera. Me gusta el running y creo que tengo la capacidad y la resistencia de una corredora de fondo pero también tengo la energía y el empuje del esprint final.

¿Le gustaría ser alcaldesa de València algún día?

No está en mis planes para nada. Creo que va a haber una alcaldesa magnífica que se llama Sandra Gómez, y yo aquí, de delegada, lo voy a celebrar seguro.

¿Va a renovar las subdelegaciones provinciales?

Lo primero es asentarme aquí, ver todo el potencial, hasta dónde podemos llegar, y luego todo se verá. Lo importante es centrarnos en el último trimestre del año.

Compartir el artículo

stats