Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

Los voluntarios rescatan peces amenazados por el bajo caudal en el río Albaida

Bosc Primigeni y la SVO salvan una docena de barbos autóctonos y lamentan la falta de medios para combatir la mortandad piscícola Xúquer Viu pide a la CHJ que actúe en el tramo de Manuel

Los voluntarios rescatan peces amenazados por el bajo caudal en el río Albaida

Un reducido grupo de voluntarios pertenecientes a la asociación de Xàtiva Bosc Primigeni y a la Sociedad Valenciana de Ornitología (SVO) ha iniciado una campaña para combatir la mortandad de la fauna piscícola registrada en el río Albaida como consecuencia de la drástica bajada del caudal en el último tramo del afluente que desemboca en el Xúquer.

Con el termómetro marcando los 36 grados, los voluntarios salvaron el domingo una docena de barbos autóctonos que agonizaban a la altura del antiguo Pont de Fusta entre Xàtiva y Manuel, donde el río se ha quedado casi seco. Los colectivos ecologistas alertan de que el nivel del agua no para de bajar y de que numerosos ejemplares están amenazados.

La falta de personal y de medios, sin embargo, hizo mella en las labores de rescate e influyó en el número de capturas practicadas, puesto que los peces «se escapaban con facilidad». Al entrar en el agua y remover los limos del lecho „un sedimento transportado en suspensión por los ríos y por el viento„, la composición del agua se ve alterada, lo que beneficia los procesos de fermentación y reduce el oxígeno, con el consecuente impacto negativo para la fauna piscícola que todavía sobrevive en el cauce. Por esta razón y para evitar el estrés de los peces, los voluntarios emplearon redes de menos de 40 centímetros de diámetro. La operación de captura se limitó a unos doce ejemplares. «Dada la rapidez con la que están muriendo estos animales, acorralados, sin oxígeno ni comida, se puede considerar un gran éxito», observa el biólogo Salvador Argente, miembro de Bosc Viu.

Sepultados entre los limos, los voluntarios también extrajeron varios peces muertos hace poco. Los animales recuperados vivos se introdujeron en grades pozales „ muchos de ellos superaban los 40 centímetros de longitud y el kilogramo de peso„ y fueron transportados hasta ser liberados río arriba, en una zona de más caudal.

Las labores de recuperación se han centrado exclusivamente en los barbos, puesto que la carpa está considerada una especie invasora y no puede reintroducirse en el hábitat. Por otra parte, los voluntarios advirtieron de la presencia en las aguas del alburno (alburnus alburnus), un pez de zonas templadas europeas introducido de forma ilegal en la Península Ibérica que ha acabado desplazando a otras especies más pequeñas como las madrillas.

Xúquer Viu urge a tomar medidas

La asociación Xúquer Viu ha instado a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) a que «rescate los numerosos peces que se han quedado aislados» en diversos charcos del río y que «morirán en los próximos días si no se actúa», así como a que adopte medidas urgentes para garantizar un caudal mínimo en el último tramo del lecho. La asociación ha podido constatar cómo el río Albaida se ha quedado completamente seco a su paso por Manuel y Villanueva de Castellón. Aunque aguas arriba, a la altura de Torre d'En Lloris, existe un caudal suficiente para mantener la conexión del río, el colectivo revela que en torno a un 80% de esos recursos se derivan por la Acequia Común de l'Ènova para el regadío de superficies agrícolas. Esta es la principal causa por la que el cauce se queda sin agua en Manuel „discurre así a lo largo de dos kilómetros„ y no llega a desembocar en el Xúquer.

El caudal que transcurre por Torre d'En Lloris ha disminuido de manera exponencial por la sequía, pero Xúquer Viu sostiene que «una buena gestión del agua» procedente del embalse de Bellús «podría propiciar tanto su uso agrícola como el mantenimiento de un mínimo caudal del río». La acequia Escalona del Júcar atraviesa el lecho del río y también podría contribuir a mantener este caudal de urgencia, añade el colectivo, que urge a la CHJ a dar una solución a la problemática. Desde el organismo, en cambio, defienden que el río Albaida cumple con el caudal ecológico mínimo y descartan medidas excepcionales.

Compartir el artículo

stats