Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los institutos de Xàtiva, expectantes ante la localización de las PAU

El pabellón Francisco Ballester, ofrecido por el consistorio, acoge también la vacunación masiva

Alumnos a la salida del IES Lluís Simarro de Xàtiva, en una imagen de hace unas semanas | PERALES IBORRA

Pasan los días, las vacaciones de Pascua se acercan y la Universitat Politècnica de València sigue sin comunicar decisión alguna sobre si las Pruebas de Acceso a la Universidad se celebrarán en Xàtiva o si por el contrario los 300 alumnos y alumnas de 2º de Bachiller habrán de desplazarse a València para enfrentarse a la selectividad. El pasado 11 de marzo el coordinador de las pruebas de la UPV, José Mas, visitó junto a las autoridades municipales setabenses el pabellón Francisco Ballester, el espacio ofrecido por el consistorio para el desarrollo de las PAU en la localidad. La universidad se comprometió a estudiar la opción, pero dos semanas después aún no se ha pronunciado. La dirección de los tres centros de secundaria de Xàtiva que participan en la selectividad (el Col·legi Claret, el IES Lluís Simarro y el IES Josep de Ribera) se mantiene a la expectativa de la decisión, con «tranquilidad» pero con la voluntad firme de que el alumnado no haya de desplazarse a València.

Sin embargo, existe una cuestión ineludible que levanta un tanto la preocupación: el pabellón Francisco Ballester, propuesto para acoger las PAU, es también el espacio designado para el desarrollo de la vacunación masiva de la población general en Xàtiva. Para principios de junio, cuando tenga lugar la selectividad, el departamento sanitario estará metido de lleno en dicho proceso de inmunización, si se cumple con el calendario previsto por la Conselleria de Sanitat, por lo que sería necesario un ajuste de horarios y espacios que se antoja complicado. El consistorio de Xàtiva confirmaba en la tarde de ayer que la UPV aún no había emitido respuesta alguna a su propuesta; trasladaban que detectaron «un buen recibimiento» a la proposición del Francisco Ballester, pero que de momento solo podían esperar a recibir una respuesta oficial. La semana pasada, la UPV sí se puso en contacto con el Ayuntamiento de Alzira, en la misma situación de Xàtiva, y les aseguró que mantendrían la celebración de las PAU en la capital de la Ribera si se podía disponer de un local con las características de espacio requeridas.

La dirección de los institutos setabenses, por su parte, sigue atenta a la espera de alguna noticia al respecto. Desde el Col·legi Claret subrayaban ayer que el alumnado de segundo curso de Bachiller está siguiendo con normalidad la programación lectiva y se declaraban a la espera de noticias. «Suponemos que en esta situación de pandemia, es natural tener siempre una pequeña incerteza. En el instituto estamos centrados en terminar con la preparación de las PAU cuando terminen las vacaciones de Pascua; nos adaptaremos a cualquier logística», explicaba Carles Puig, jefe de estudios de Secundaria y Bachillerato del Claret. «Eso sí, por comodidad del alumnado, esperamos que se mantengan en Xàtiva», añadía. Joan David Ferrandis, director del Lluís Simarro, lamentaba la falta de comunicaciones al respecto, pero añadía que «aún hay tiempo» para tomar una decisión y se mostraba «confiado» en que los exámenes puedan tener lugar en la capital de la Costera. «Pedimos que se celebren aquí. Espero que busquen una ubicación. Aunque fuera en dos sitios distintos, no pasaría nada. Pero el alumnado no quiere que sea en Valènica», afirmó, por su parte, Jacint Martínez, director del IES Josep de Ribera.

Compartir el artículo

stats