Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Síndic insta a Xàtiva a retirar la antena de TV que afea el Castell

El colectivo denunciante considera insuficiente el fallo

La antena del Castell de Xàtiva objeto de polémica, con la urbanización de Bixquert al fondo | PERALES IBORRA

El Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana insta al Ayuntamiento de Xàtiva a retirar la antena-repetidor instalada en el Castell de la capital de la Costera. El defensor del ciudadano de la Generalitat ha enviado esta semana una carta al consistorio setabense en la que se le requiere formalmente que acometa esta actuación para eliminar un elemento impropio del conjunto arquitectónico. El Síndic le otorga así la razón al Círculo para la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural Valenciano, que se dirigió a la institución con un escrito de queja por el estado del Castell y el entorno del Solar del casco antiguo de la ciudad; la asociación, sin embargo, ha valorado que ni el consistorio setabense, ni la misma Generalitat Valenciana, han realizado movimiento alguno para retirar la antena, una actuación que se viene reivindicando desde hace seis años.

El escrito del Síndic de Greuges, además de la petición para retirar la antena, recuerda al ayuntamiento que es el encargado del mantenimiento, vigilancia, promoción y divulgación del Castell de Xàtiva, según un convenio que la administración local y la Conselleria de Cultura suscribieron en el año 2000. Este documento, recuerda el Síndic, «regula las obligaciones del ayuntamiento y la financiación de las actuaciones delegadas», trasladando toda la carga de la gestión del espacio sobre el gobierno municipal setabense.

El Círculo para la Defensa y Difusión del Patrimonio Valenciano, por su parte, ha recibido la notificación del Síndic de Greuges con cierto recelo. No en vano, sus integrantes recuerdan en un comunicado que «hace ya más de seis años que se viene pidiendo la retirada» de la antena-repetidor del Castell, «y todavía no se han dado las correspondientes y argumentadas explicaciones sobre la dilación» en el retiro de este «elemento ilegal», denuncia el colectivo. «Ni el ayuntamiento de Xàtiva ni la Conselleria han explicado por qué se autorizó esta instalación y por qué no se ha retirado», añaden.

Respecto a este punto, el concejal de Urbanisme de Xàtiva, Ignacio Reig, explicó ayer a este periódico que la polémica antena-repetidor del Castell presta servicio a toda la urbanización de Bixquert, donde viven censados más de un millar de vecinos y vecinas, cifra que en verano se multiplica por cinco. De eliminar la antena, «toda la urbanización se quedaría sin señal de televisión».

Sobre su instalación en otra ubicación, Reig explicó que «no hay ninguna alternativa clara, ya que el suelo forestal de alrededor es de propiedad privada. Algo tendrá que decir el propietario», aseveró. El coste estimado de reubicar la antena, por otro lado, asciende a 60.000 euros, según los cálculos del gobierno municipal. Con todo, Ignacio Reig trasladó que el ayuntamiento «no tiene inconveniente alguno en iniciar el proceso, si la Generalitat así lo requiere y si es técnicamente posible», condicionó.

El colectivo denunciante, por su parte, insiste en que la Generalitat Valenciana, como propietaria del Castell, «es la máxima responsable y la encargada de velar por el patrimonio cultural valenciano» cumpliendo con «sus funciones inspectoras», plantando una crítica a la administración autonómica por lo que desliza como una dejadez de funciones.

Compartir el artículo

stats