Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DES DELS ALFORINS

Una campaña pésima

una campaña pésima

Tenía ciertas esperanzas en poder vendimiar el cabernet franc, a pesar del oídio, pero no ha sido posible. Esta mañana me ha llamado Sarrionet para decirme que no valía la pena vendimiar la parcela de cabernet franc. Ha hecho un par de filas y apenas llenaba la tolva. Los racimos estaban secos y no pesan. Con la recogida de la uva no pagas ni los gastos de la máquina.El año pasado, sin embargo, fue la variedad más rentable con más de 5.400 kilos hectárea en las cerca de tres hectáreas que hay plantadas en la finca. He sufrido casos de plagas en años anteriores, pero hasta el punto de no vendimiar nada, nunca. Recuerdo que el año pasado, por ejemplo, que tenía el cabernet sauvignon también afectado por el oídio, pude vendimiar casi toda la parcela, solo dejé unos bancos por vendimiar, pero el resto lo pude recoger todo. Hoy he entrado el último remolque de garnacha tintorera. Me he quedado con la mitad de puntos: 9 de un total de 18. De sanidad y pH perfecta pero no tenía grado. He pinchado dos veces el remolque y la segunda prueba ha salido peor que la primera: 11,75 y 11,66. Tenía prisa por recogerla porque estaba bastante cargada y al ser una planta joven -es la primera vendimia- se resiente bastante y es mejor quitarle la uva. La verdad es que este año ha venido todo mal, a pesar de que al principio de la floración prometía ser una buena campaña conforme han ido pasando los meses las cosas han ido empeorando.

Ante los pronósticos meteorológicos que anunciaban una posible DANA, la Cooperativa La Viña decidió abrir este pasado domingo para acelerar la entrada de uva por parte de los socios. Yo estuve vendimiando el domingo. Los que estábamos apuntados para el lunes pudimos entrar la uva un día antes. Gracias a que la cooperativa abrió sus puertas he podido salvar parte de la cosecha. Quisiera aprovechar estas líneas para gradecer a todo el personal de la Cooperativa La Viña el esfuerzo que están haciendo.

La vendimia todavía no ha finalizado. Faltan aún por vendimiar variedades como el tempranillo, la tintorera o la monastrell. Las lluvias de ahora no hacen sino acelerar la botritis. Hay campos en los que debido a las lluvias de los últimos días no se podrá entrar hasta pasados unos días. La Font de la Figuera registró hace unos días 50 litros por metro cuadrado y Moixent, 70. Unos registros que en otras circunstancias hubieran venido muy bien a la viña, pero ahora complica aún más las cosas.

Compartir el artículo

stats