10 de mayo de 2015
10.05.2015

Puig promete "microcréditos"

Los socialistas pretenden que el futuro IVF ayude a los «excluidos» a contratar seguros o lograr préstamos a autónomos y pymes

09.05.2015 | 22:03
Puig promete "microcréditos"

En la época de la escasez de recursos, de los apuros para llegar a fin de mes para las familias, y con los autónomos y las pymes limitadas para acometer proyectos de inversión, una de las principales apuestas del PSPV en materia económica para la próxima legislatura será la concesión de microcréditos «para ayudar a las personas excluidas del sistema financiero».

El candidato del PSPV, Ximo Puig, se manifestó así en una reunión con economistas celebrada ayer en la sede de Blanquerías, en la que se presentó el programa económico del PSPV y donde el dirigente socialista también se ha comprometido a plantear un nuevo acuerdo con las entidades financieras que están en la Comunitat Valenciana. «Una de las peores herencias del PP, tras estos 20 años, es haber finiquitado el sistema financiero valenciano. Otras autonomías continúan teniendo cajas pero aquí hemos pasado de tener la tercera y la cuarta caja de España y ahora solo queda Caixa Ontinyent», dijo Puig.

La reunión, dijo Puig, es «el embrión de lo que será el futuro Consell Económico del President de la Generalitat». Entre sus futuros componentes, Puig ha contado esta campaña con el asesoramiento del profesor de la Universitat Jaume I Manuel Illueca, que ha abordado la refundación del Instituto Valenciano de Finanzas porque es fundamental para «ver cómo se puede ayudar a aquellos que están excluidos del sistema financiero».

«La idea es crear un IVF más social», explica Illueca, que ha diseñado las líneas maestras de la futura entidad. La idea es que esos microcréditos sirvan para que el 30% de personas en riesgo de exclusión social puedan tener acceso a servicios financieros básicos, como seguros de coche u hogar. Pero también préstamos para micronegocios de autónomos, para el transportista cuyo sustento depende de arreglar el vehículo.

Para este tipo de operaciones que liderará el IVF, la administración socialista implicaría a los bancos nacionalizados, a las cajas rurales así como el sector de la cooperación que, gracias a su capilaridad social, tiene más fácil localización de este grupo de personas. O facilitar cuentas corrientes con costes reducidos.

«Son importes mínimos pero que pueden cubrir un problema serio», señala Illueca. «No se trata de sustituir a la banca privada sino de crear productos financieros complementarios allá donde no llegan por falta de interés comercial», apunta.

Junto Illueca, también participó en la reunión de ayer el experto en financiación autonómica José Antonio Pérez, que explicó la situación en la que se encuentra la Comunitat y la importancia de la financiación para conseguir una Generalitat viable.

De la misma forma, el profesor de economía de la UV y exconsellers Andrés García Reche, trató sobre la futura Agencia de Innovación, que «será la que catalizará la nueva generación de políticas industriales, de empresa y de innovación».

Entre otros asistentes al encuentro estuvieron el catedrático y exrector de la UJI, Celestino Suárez; el catedrático de economía aplicada, Aurelio Martínez; la exdelegada del Gobierno en la Comunitat, Ana Botella; el exconseller, Emèrit Bono; los eurodiputados Enrique Guerrero e Inmaculada Rodríguez Piñero; así como los candidatos autonómicos María José Mira, Julián López, Enrique Vidal y Noelia Hernández.

Puig aseguró que los socialistas ya están en «modo gobierno para ofrecer a los ciudadanos respuestas reales y no ficticias» porque, según advirtió, «no se puede hablar alegremente de crear un banco público si no sabemos exactamente en qué condiciones se puede crear», concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook