Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Con la mirada puesta en las series

La americanización de la política valenciana

La humanización del candidato, los selfies, la tazas propuesta, el autobús de campaña, las letras gigantes o los vídeos de ataque, algunas de las prácticas asumidas en estas elecciones

El equipo de asesores del presidente de EEUU, en la serie "El ala Oeste de la Casa Blanca".

El equipo de asesores del presidente de EEUU, en la serie "El ala Oeste de la Casa Blanca". levante-emv

La globalización de la economía y la cultura había de llegar también a la política. Las series americanas y la influencia de internet, las grandes agencias de noticias y la cadenas de televisión han salpicado la campaña electoral valenciana (y española) de prácticas nacidas y patentadas en Estados Unidos. Dos expertos, la socióloga y directora de Eixam Estudis Sociològics, Aída Vizcaíno, y el politólogo y director de PolíticaYMedia, Eli Gallardo, desgranan para Levante-EMV todos los cambios que se han incorporado a estos comicios autonómicos y municipales que finalizaron anoche.

Gallardo explica que estos comicios ha entrado con fuerza la idea de política como entretenimiento y que se han segmentado los canales por los que se traslada el mensaje electoral. Es decir, varía la manera de tratar los medios de comunicación de masas o las redes sociales, cada vez más presentes. Vizcaíno, por su parte, destaca que los partidos han propuestos eslóganes y candidatos en acción, «algo muy americano, y la movilización de simpatizantes con campañas públicas, no sólo para militantes, para participar, por ejemplo, como interventores en las mesas.

Tanto Vizcaíno como Gallardo coinciden en la entrada de elementos físicos copiados de las campañas en Estados Unidos. El uso de rollers como photocall en las calles, plazas y no solo despachos, simula una ceremonia constante donde se amplifican logotipos y mensajes de los partidos en cada fotografía», asegura el director de PolíticaYMedia. La directora de Eixam Estudis afirma que se han incorporado los cubos y las letras grandes en los actos para reforzar el mensaje o el grabado de tazas con lemas electorales, como hizo el candidato socialista al Ayuntamiento de Valencia, Joan Calabuig.

«La customización de vehículos de campaña, como el famoso bus del candidato Santos en El Ala Oeste, es otra muestra del uso de instrumentos tradicionales que pueden combinarse con herramientas 2.0, a través de la geolocalización, las fotografías y los selfies», afirma Gallardo. Durante la campaña, los autobuses decorados de Ciudadanos y el PSPV han recorrido la Comunitat Valenciana.

Los discursos y las formas, para Eli Gallardo, también han cambiado al modo estadounidense. «Los atriles no desaparecen, pero la cercanía del público y la telegenia de algunos candidatos, han ayudado a que se utilicen micrófonos de diadema inalámbricos y los prompter, que dan la impresión de soltura y generan empatía con el público», afirma el politólogo. Vizcaíno critica que una de las cosas que en la política valenciana no se aplica es el cuidado por la oratoria. «No veo emoción y profundidad en los discursos. Obama quiere trascender, pero aquí son muy básicos tanto en el discursos como en las formas», señala la socióloga.

Como conclusión, apunta Gallardo, «podríamos decir que progresivamente se adoptan prácticas similares a las norteamericanas, con tímidos intentos de innovación, pero la cultura política de la ciudadanía, unido al sistema de medios tradicionales y la brecha digital, obligan a que la mayor parte de la campaña se haya orientado a un público tradicional».

Compartir el artículo

stats