El Levante UD destituye a Javi Calleja

Felipe Miñambres volverá a ocupar el banquillo granota tras la mala racha del equipo y la distancia con los puestos de ascenso

Javi Calleja, en unentrenamiento reciente.

Javi Calleja, en unentrenamiento reciente. / J.M.López.

Rafa Esteve

Javi Calleja ya es historia. La situación del técnico granota era inaguantable y el empate contra un Racing de Ferrol con uno menos durante alrededor de una hora ha provocado que este lunes se decidiera despedir al entrenador levantinista. Los resultados no engañan y la forma de conseguirlos tampoco. Tanto empate viene lastrando a una plantilla a la que le cuesta ganar partidos y que en muchos momentos ha desesperado a una afición incansable en su apoyo pero que ha llegado al límite en varias situaciones. El runrún de hecho es más que evidente y la salida del técnico era cuestión de horas. Felipe Miñambres ocupará su lugar en el banquillo.

La realidad es que apenas cuatro puntos de 15 posibles han alejado al cuadro granota de los puestos de promoción y de una situación más cómoda en la tabla. Y todo eso ha precipitado el adiós de Javi Calleja como entrenador del Levante UD. La poca exigencia en cuanto a triunfos ha terminado por afectar a una entidad que avanzaba al grito de ‘si no se puede ganar por lo menos empatar’, algo que ha provocado que demasiados puntos se marchen del Ciutat de Valencia esta temporada. Ese discurso ha hecho daño y en muchos partidos, como sucedió contra el Racing de Ferrol, al equipo le faltó cierta ambición para cometer más riesgos en busca de la victoria. La realidad está clara. En las últimas 5 jornadas el Levante ha conseguido solo cuatro puntos, un bagaje que solo empeoran Tenerife y Andorra con dos. Mientras, Eibar (11), Espanyol (9), Leganés (8), Valladolid (7) y Sporting (7), entre otros, han conseguido alejarse del cuadro de Orriols.

El punto de partida parece claro en clave granota. La temporada pasada ya se generó un ambiente extraño en aquella larga racha invicto que evidenciaba que tanto empate no era positivo. Este año, en el último tramo, está sucediendo algo similar. Solo el Leganés ha perdido menos partidos que el Levante (cinco contra seis), pero el cúmulo de empates hace que se marchen al limbo demasiados puntos. El Valladolid sin ir más lejos ha perdido tres partidos más y sin embargo está a tres puntos, el Elche suma 8 derrotas y también está por delante y el Racing, que acumula 10, tiene los mismos puntos que el cuadro de Calleja. El algodón no engaña.

Temporada 22/23

El curso pasado, en el que el Levante acabó cayendo en la orilla después de estar a un minuto del ascenso contra el Alavés, solo el Huesca empató más partidos que el conjunto de Javi Calleja. Por poner en contexto y tirar de matemáticas. Con cuatro de esos empates, si el Levante hubiera sumado dos derrotas y dos victorias, tendría dos puntos más en el bolsillo y habría estado en Primera División. Y a pesar de eso, el Levante de Calleja no aprendió de sus errores y siguió por el mismo camino. El futuro del Levante UD estará ahora en manos de Felipe.