Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aras de los Olmos instala una planta de biogás con más de 30 científicos

El proyecto está financiado por la Unión Europea con 5,7 millones y participan seis países

Aras de los Olmos, donde se instalará una planta de producción de biogás. | F. BUSTAMANTE

Aras de los Olmos, donde se instalará una planta de producción de biogás. | F. BUSTAMANTE

El proyecto investigador Micro4Biogas tendrá su base de operaciones en Aras de los Olmos. La planta que producirá biogás de restos orgánicos se instalará en el municipio de La Serranía que prevé autoabastecerse de energías renovables en los próximos años y esta planta se contempla como uno de los pasos definitivos: el biogás producido lo consumirán, los 380 vecinos censados en el municipio, gracias al trabajo de un equipo multidisciplinar compuesto por un equipo de 30 personas que estudiarán esta energía y su optimización.

El proyecto que se instalará en Aras de los Olmos está formado por catorce socios de seis países diferentes de la Unión Europea: cuatro universidades, siete pymes, una gran empresa, el consistorio de Aras de los Olmos y una entidad sin ánimo de lucro. Para la investigación y producción del biogás a través de bacterias optimizadas, la Comisión Europea les ha consignado un presupuesto de 5,7 millones de euros. Su ejecución está programada entre junio de 2021 y mayo de 2028, aunque la construcción de la planta de producción de gas se prevé que comience a finales de este mismo año.

El biólogo Manuel Porcar, de la Universitat de València y miembro del CSIC, explicó a este diario que el proyecto está coordinado por la Universitat de València que usará la planta en Aras «como prueba de concepto, que es el principal objetivo de Micro4Biogas: seleccionar microorganismos que ayuden a mejorar el rendimiento, calidad y robustez del proceso de producción de biogás».

En todo este proceso, el Ayuntamiento de Aras de los Olmos es un partner más dentro del proyecto en pos del autoabastecimiento energético al que aspiran. Además de la energía eólica y solar, el biogás y la energía hidráulica son otras dos renovables que están en vías de acoger para garantizar el suministro en periodos sin sol ni viento.

Aras contará con el Ministerio de la Transición Ecológica y con la Dirección General de la Transición Ecológica de la Generalitat para cofinanciar la construcción de la planta. El coordinador será el propio Porcar y la función principal es la de generar biogás a través de bacterias optimizadas para la biodigestión de residuos. Sin embargo, dentro del mismo proyecto también se investigará el desarrollo de bacterias sintéticas en laboratorio para el mismo fin.

Crear gas alimentando microbios

La treintena de investigadores se dedicarán cuatro años a optimizar la producción del biogás. Esta energía es una combinación de metano con pequeñas cantidades de dióxido de carbono y trazas de otros gases, que se produce gracias a la descomposición anaeróbica de materia orgánica llevada a cabo por bacterias. Aunque se trata de una energía que ya se está produciendo, el equipo tratará de conocer en profundidad las reacciones de las interacciones bioquímicas que generan el gas.

El biogás se quema de la misma forma que se hace sobre la biomasa, para generar electricidad o calor sin necesidad de usar combustibles fósiles al ciclo del carbono. Se trata de un ejemplo fundamental de la economía circular porque para la producción del biogás se emplean restos orgánicos de difícil reciclado: purines, podas o cualquier resto orgánico. En Aras de los Olmos se usarán fundamentalmente los residuos ganaderos de las explotaciones locales.

Compartir el artículo

stats