Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La parrilla elogia al campeón

Márquez muestra su voracidad 100 días después de ser operado

El campeón de Cervera (Lleida) se metió en el top-10 en los primeros entrenamientos del Gran Premio de Aragón, con una determinación y solvencia que no sorprendió a ninguno de sus adversarios

Marc Márquez (Honda), hoy en los ensayos de Motorland. Alejandro Ceresuela

Más de 100 días después de su cuarta operación en el brazo, húmero y hombro derecho, Marc Márquez Alentá, el chico de 29 años que revolucionó MotoGP en su aparición en 2013, rompiendo todos los récords de precocidad de los ases norteamericanos, no ha sorprendido a nadie en su reaparición. ¡A nadie!

Ni un solo mecánico, ni un solo ingeniero, ni un solo mánager y, por supuesto, ni uno solo de sus adversarios, que son los que más le conocen, los que más lo han padecido y temen volver a padecerlo, han mostrado hoy, tras las dos primeras sesiones de entrenamientos del Gran Premio de Aragón, sorpresa alguna porque la estrella catalana, mundial, el auténtico icono de este deporte, se haya metido, ya, de sopetón, en el top-10, con un buen crono y unas vueltas a la altura de los que lideran el Mundial.

Pegadito a Viñales

“Yo iba a saco, iba muy rápido y sentía que llevaba a alguien detrás, pegadito, durante toda la vuelta y pensaba ¡caray, ese también va rápido! Cuando he cruzado la meta, he visto en mi ‘display’ ¡1.47.6! y he pensado ¡yupi, buen tiempo!. Me he girado y, vaya, el de detrás era Marc, que ha hecho 1.47.7. Y es que a Marc no le hace falta ir en moto cada día para subirse a ella, tras tres meses, y pegarse a nuestro colin. ¡Admirable, sí!” Maverick Viñales, que hizo el mejor día desde que está en Aprilia, es decir, “un día para sentir la sensación de que el domingo puedo hacer algo grande”, tuvo la misma sensación que sus colegas de parrilla: Marc ha vuelto para quedarse. “Necesita más fuerza en su brazo, seguro, pero está volviendo, ¡vaya que sí!”

[Consulta el calendario del Mundial de MotoGP]

Y así todos los que lo vieron en la pista. “Está guardando fuerzas para la carrera”, sonrió Johann Zarco. “A mí me fue suficiente con verlo en las dos primeras vueltas que coincidí con él. Ya está aquí, sí”, dijo el bravo Enea Bastianini. “No me sorprende nada, ni un ápice. Es Marc. Debemos alegrarnos por el bien del campeonato”, contó Àlex Rins. “¿Queréis que hable de Marc?”, dijo Aleix Espargaró nada más sentarse ante los periodistas. “Pues os diré que estoy inmensamente feliz de que esté, de nuevo, entre nosotros. Es un lujo verle, un lujo. Sabía que iría rápido nada más volver y así ha sido. Se le ve fluido, suelto. Le falta, pero ya ha vuelto”.

Fuerza mental

“Yo, si queréis que os diga la verdad”, empezó diciendo el campeón y líder de MotoGP, Fabio Quartararo, “lo he visto impresionante. Pero para mí, que estoy harto de seguir, de aprender y elogiar a Marc, os diré que lo que me sigue pareciendo admirable en él es su fuerza mental, su cabeza. Resistir, aguantar y, por lo que estamos viendo, superar todo este viacrucis de lesiones y operaciones, durante dos años, para volver y hacer esto: top-10 tras tres meses sin subirse a la moto”.

[Consulta la clasificación del Mundial de MotoGP]

Al campeón, al ‘Diablo’, que jamás ha ocultado lo mucho que le ha enseñado Márquez (“diez vueltas detrás de él es una clase maestra impagable”, suele decir Fabio), le sigue pareciendo tremendo la fuerza mental de Marc. “Yo lo veo ganando el domingo aquí, ya sé que me diréis que estoy loco, pero este muchacho ya nos dio una lección en el test de Misano. Nosotros llevábamos tres días de carreras y él llegó y estuvo ahí, en nuestros cronos. ¡Tremendo! Yo creo que cualquier deportista debería de tomar ejemplo de la capacidad mental que tiene Marc. Yo lo intento, porque para mí es una referencia, ya lo sabéis”.

Perdón, ¿qué dijo Márquez? “Me lo he pasado muy bien. Pero es solo el primer día. Me falta mucho. Mucho. No busquen milagros, por favor. Estoy donde me pide la moto y mi cuerpo. No más. Sigo teniendo, de verdad, el 1% de posibilidades de subirme al podio. Han sido pocas vueltas, he ido parando, dosificándome. La carrera son 23 vueltas, ya veremos cómo va, espero ser inteligente y entender cuándo debo dejar de forzar y conformarme con lo que me toque".

Compartir el artículo

stats