Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cine
Entrevista DAVID PÉREZ SAÑUDO Director

"Al triunfo en el cine se llega por un camino duro y hostil a golpe de riñón"

El cineasta llega al Festival de Cine de Elche con tres Goya bajo el brazo por su película 'Ane'

El director de cine David Pérez Sañudo, en un acto promocional de su película Ane.

El director de cine David Pérez Sañudo, en un acto promocional de su película Ane.

¿Qué motiva su visita del jueves al Festival de Cine de Elche?

El festival tiene mucho reconocimiento en el mundo del cortometraje. Participé en él en 2012 y acudir ahora con mi primer largometraje es un honor. Tengo muchas ganas de compartir la película 'Ane' con el público ilicitano. Es una cinta muy modesta, mi ópera prima, y supuso el estreno de mucha gente entre actores y equipo técnico. Trata sobre la comunicación entre padres e hijos, en este caso entre una madre y su hija. Es un filme vasco pero aborda temas universales que puede disfrutar cualquier público.

¿Cómo vivió el reconocimiento en los Premios Goya?

Fue sorprendente, bonito e inesperado. Después del festival de San Sebastián entramos en una espiral en la que íbamos a más. Llegaron nominaciones a los Forqué y los Feroz. Ha sido precioso porque le hemos podido devolver a la gente el apoyo que nos dio. Ese ha sido el gran placer que nos llevamos de los Premios Goya. Es un viaje que compartes con mucha gente cercana, entre familia y amigos. La película nos ha abierto bastantes puertas a nivel laboral y eso también supone una gozada.

"Si a un proyecto le dedicas siete u ocho horas al día, como si fuera otro trabajo, es difícil que salga bien"

decoration

El certamen ilicitano está protagonizado por el cortometraje, una cantera por la que pasan todos los cineastas...

Es un territorio de aprendizaje, la verdadera escuela. He rodado varios cortos y estoy muy contento con ello. Supone un camino imprescindible porque no solo son unas prácticas, también generan comunidad. Te encuentras con la gente en distintos lugares, en certámenes, algo que con los largometrajes es más difícil. Cuando presentas una película no sueles coincidir con nadie. En los festivales, en cambio, siempre coincides con otros directores. Por eso también es una ilusión regresar a Elche.

¿Cómo se abre el camino en el mundo del cine desde abajo?

No hay un único camino ni una estrategia. Eso sí, todos son por recorridos duros y hostiles y se hacen a golpe de riñón. 'Ane' ha sido una película autoproducida y autofinanciada, por la que hemos tenido que pelar mucho al no contar con el apoyo de televisiones ni de instituciones. No hemos tenido un gran productor que nos aupara. Si las expectativas para hacer cine son las de dedicarle siete u ocho horas al día, como si fuera otro trabajo, es muy difícil que salga un proyecto. Sobre todo, cuando te tienes que dedicar a otros empleos para comer.

¿Cuáles son los siguientes pasos que tiene pensado dar?

Tengo la suerte de trabajar en un encargo, una película para una cadena de televisión. Y luego trabajo en proyectos personales. No tiene nada que ver la gestión de unos y otros. Unos son los que dan estabilidad y los otros se hacen a pulso. El nivel de contactos ha aumentado y el interés que suscita mi trabajo es mayor que antes. Eso me ayuda y me congratula. Pero nunca voy a perder el gusto por dirigirme a públicos minoritarios y determinados tipos de consumidores.

¿El público tiene ganas de regresar a las salas de cine?

Sí, existe el deseo de regresar a los cines. Lo que pasa es que se necesitan cambios en la exhibición, hay mucho trabajo por hacer. El consumo individualizado ha llegado para quedarse. Se dice que las plataformas atentan contra el cine, pero creo que a quien le quitan espacio es a la televisión. El cine tendrá que ofrecer añadidos, la experiencia de ver películas en pantalla grande tendrá que contar con algo más. La única diferencia con ver una película en casa no puede ser que la pantalla sea más grande.

Compartir el artículo

stats