2 Billetes de AVE Gratis Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Alberto Vázquez: "La película es igual con o sin Goya; lo interesante es seguir trabajando de esto"

El director de 'Unicorn Wars', película ganadora a la Mejor película de animación, señala que "la pandemia nos pilló empezando la producción y ya no podíamos parar"

El dibujante Alberto Vázquez, ayer, en su mesa de trabajo, con el libro de arte de ‘Unicorn Wars’. V. ECHAVE

Tras dormir muy pocas horas, el director coruñés Alberto Vázquez, llegó ayer a casa con un premio Goya más bajo el brazo —aunque solo en sentido figurado, porque la estatuilla no está en su casa—, el cuarto de su carrera, en esta ocasión, el de Mejor Película de Animación, por Unicorn Wars.

¿Pasaron muchos nervios?

Yo hice lo que tenía que hacer, que era hacer la película y la película está hecha y distribuida, hice toda la promoción, así que, hice todo lo que pude, en la gala, a medida que se acerca el premio sí que te vas poniendo un poco más impaciente. Fue muy emotivo porque vinieron familiares y gente del equipo y está todo el mundo con muchas expectativas.

En su agradecimiento hizo referencia a que cuatro años de trabajo en una película de animación no se los quita nadie...

Para mí era muy importante decir eso, porque esta película la empecé hace cinco o seis años y ahora estoy empezando otra y, si todo va bien, dentro de cinco años se estrenará. Tenemos una oportunidad cada cinco o seis años, si tenemos suerte, de participar en unos premios y, después, aún hay que ganar. Hay que darle todo el valor que tiene el premio, porque Unicorn Wars competía con películas que también están muy bien, algunas de ellas con más medios que la nuestra, y por eso ha sido muy bonito ganarlo y estoy muy feliz.

¿En algún momento peligró la película, sobre todo, cuando ya habían empezado a trabajar y llegaron la pandemia con el confinamiento y las restricciones a la movilidad?

La verdad es que no había vuelta atrás, nos pilló la pandemia empezando la producción y ya no podíamos parar. Entonces, tuvimos que hacer mucho trabajo a distancia tanto aquí como con los otros estudios, teníamos uno en A Coruña, otro en Bilbao y dos en Francia, y yo no podía viajar allí porque nos pilló en la época más dura del confinamiento, cuando no se podía salir de casa; la película había que hacerla sí o sí, no había opción de parar un año. Fue muy duro, porque todo el mundo estaba un poco más loco en esta época, más afectado a nivel psicológico y, si a eso le sumas el estrés de hacer una película... Fue duro, pero salió todo bien. Como la película salió bien y tuvo repercusión, ganar el Goya supone un broche muy bonito.

A nivel práctico, ganar un Goya les abre más puertas para poder impulsar nuevos proyectos o es, simplemente, un reconocimiento a un trabajo bien hecho?

Todo ayuda, cuantas más cosas tengas y más trayectoria, más fácil es financiar la siguiente película, además, este premio puede ayudar a Unicorn Wars a que se pueda reestrenar en algunos cines o que otra plataforma más la pueda comprar —actualmente se puede ver en Movistar+— y es interesante, porque le puede dar más visibilidad porque, en España, la gente los premios que conoce y sigue son los Goya y los Óscar, entonces, un premio así te vuelve a poner en el mercado. Aunque también es cierto que ganar un Goya no te garantiza que vayas a trabajar más, hay gente que lo ganó y después, no hizo más películas. Todo ayuda, pero no es lo único.

¿Cómo es ese momento casi de traspasar la pantalla, porque la gala de los Goya, como aficionado, la habrá visto un montón de veces y, ayer, era protagonista? Aunque esta no haya sido su primera vez.

Eso influye mucho también, porque, al final, es mi cuarto Goya ganado y mi sexta gala, no es igual que la primera, que es la que más ilusión te hace, ahora ya vas pensando en que si se gana, bien, pero si no se gana, también bien porque la película es igual con o sin premio, no mejora por haber ganado un Goya.

Saber que ha podido seguir trabajando tanto cuando ganó el Goya como cuando no lo hizo, supongo que también le da tranquilidad.

Es justamente eso. Lo interesante de los premios es poder seguir trabajando de esto. Y sobre la gala, pues es larga, y nuestro premio es el quinto por el final, así que, ya habían entregado más de veinte antes. Se hace largo estar más de tres horas esperando para saber si te dan el premio o no. Una vez que lo dicen, ya muy contento por mí, por la película y por toda la gente que ha trabajado con muchísima ilusión en ella. En ese momento, vives las emociones a través de los demás, porque tanta felicidad a tu alrededor se contagia.

¿Cuántos profesionales trabajaron en Unicorn Wars?

Al final, unas 250 personas, sí que es cierto que no todo el tiempo ni todas a la vez. Había un núcleo duro de unas sesenta personas que estábamos siempre y después, iban entrando y saliendo según las fases. La animación es un arte con el que puedes contar historias pero también es una industria que crea puestos de trabajo, como otras industrias, y hay que verlo así también, como un sector que genera mucho empleo, que es un trabajo tecnológico orientado a la investigación, porque cada cinco o seis años cambian los programas y se hacen cosas nuevas; es un sector que está en continuo crecimiento y que tiene mucho que ver también con la industria del videojuego, es un sector que hay que potenciar y ayudar.

¿Y cuánto presupuesto tenía este proyecto?

Tres millones de euros. La animación es cara porque nosotros estamos dos años y pico o tres trabajando en oficinas, unas setenta u ochenta personas y eso supone pagar nóminas, ordenadores, locales, luz, hay muchos gastos... Es que sesenta nóminas es mucho dinero, por eso se hacen menos películas de animación, porque son más difíciles de financiar y más difíciles de hacer, porque una película de ficción se rueda en un mes, pero nuestros rodajes son de dos años y medio, por eso cuesta más, aunque eso la gente no lo sabe.

Así que, la siguiente película ya está en marcha...

Estamos en la fase de guion, de primeros dibujos y conceptos. La vamos a presentar internacionalmente el mes que viene en una feria, que se llama el Cartoon Movie, en Bruselas para empezar a buscar compañeros, televisiones, gente que nos ayude a financiar este proyecto que va a ser chulo.

Compartir el artículo

stats