25 de mayo de 2019
25.05.2019
Valoración

Los 550 empleados de la antigua Avidesa acogen con satisfacción la venta

Representantes sindicales califican de un «gran acontecimiento» la compra de la empresa por parte del grupo Ferrero - Tanto la operación como la solvencia de la multinacional italiana generan confianza

25.05.2019 | 04:15
Varios empleados salen de la fábrica de helados alcireña, en una imagen de ayer.

La salida de Portobello de la empresa alcireña Ice Cream Factory Comaker era, en palabras de la dirección, un «proceso natural». Tras la inversión del grupo de capital riesgo, llegaba el momento de buscar un nuevo aliado. Finalmente el grupo Ferrero ha llegado a un acuerdo para adquirir una participación mayoritaria del mayor fabricante de helados de España. Y la decisión agrada a los más de 500 empleados, que acogieron con cierto recelo la puesta en venta de la misma. En aquel momento se les privó información y se enojaron. Pero la situación ha cambiado.

Directivos de la mercantil convocaron el pasado jueves por la tarde a los representantes sindicales para anunciarles a los trabajadores que Ice Cream Factory Comaker tenía un comprador. La reunión se produjo alrededor de las 19,00 horas. Momentos después, se hacía público. «Ahora se han hecho las cosas bien», manifestó ayer Antonio Montalvá, miembro y antiguo presidente del comité de empresa, que añadió: «En la reunión nos explicaron algunas cuestiones referentes a la venta, incluso nos dieron una carta explicativa sobre el grupo que nos iba a adquirir. Ha ido mucho mejor que en diciembre, cuando nos tuvimos que enterar de la puesta en venta a través de la prensa». Además, el propio Guillermo Lamsfus, director general de la compañía, se reunirá la próxima semana con los empleados para ofrecerles las explicaciones que consideren oportunas.

«El personal está bastante contento con esta venta», admitió Montalvá. Y existen razones fundadas: «Genera mucha confianza porque hablamos un grupo que ha adquirido muchas empresas, todas ellas de gran renombre internacional, y que factura una cantidad importante de millones al año. Todo eso se traducirá en una evolución y más mejoras para nosotros».

El representante sindical incidió en que se trata de un «gran acontecimiento», aunque también atribuyó a la empresa alcireña buena parte del mérito: «No debería extrañarnos que se haya realizado una operación así, ellos han podido ver nuestros números y saben que somos rentables, si se quedan la compañía es porque ven que financieramente va muy bien», adujo.

Actividad internacional

Desde luego, el crecimiento de la empresa alcireña es innegable. Desde la entrada de Portobello, hace nueve años, la facturación de la empresa ha crecido de los 52 o 53 millones de euros a los 122 alcanzados en el reciente 2018. Además, su alianza ha contribuido a mejorar la capacidad productiva, incorporar una fábrica en Italia y consolidar más empleo. De hecho, las inversiones acometidas (cercanas a los 70 millones de euros) han permitido aumentar la plantilla de 270 a 550 trabajadores. Cifra que aumenta hasta los 700 si se tiene en cuenta la factoría italiana, nacionalidad a la que curiosamente pertenece el grupo Ferrero.

La compañía compradora no han facilitado ni el importe ni el porcentaje exacto adquirido a través de la operación, y se han limitado a señalar que prevén cerrarla «a primeros de julio de 2019», una vez cuente con las correspondientes autorizaciones por parte de los organismos reguladores. No obstante, las cifras que se han barajado desde finales del pasado año hablan de una participación de alrededor del 70 %.

Los responsables de Ferrero apuntaron que la decisión de hacerse con el control de la heladera se enmarca dentro de su estrategia de buscar «nuevas oportunidades en diferentes categorías de productos». Unas ambiciones que coinciden con las de la empresa alcireña, que se ha dedicado los últimos años a abrirse a nuevos mercados. El 65 % de su facturación procede de su actividad internacional y que su capacidad de producción ya alcanza los seiscientos millones de helados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook