Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La heladera alzireña ICFC recupera las míticas marcas ‘Apolo’ y ‘Camy’

Su comercialización pone fin a un largo litigio por los derechos de propiedad

El nuevo catálogo de Helados Camy. | LEVANTE-EMV

Las míticas marcas de helado «Camy» y «Apolo» ya están de regreso de la mano del fabricante Ice Cream Factory Comaker (ICFC), ahora propiedad de la multinacional Ferrero, tras el litigio que ganó hace dos años a la multinacional Nestlé por el que, además, también obtuvo el derecho de usar la no menos icónico distintivo «Avidesa» que impulsó el industrial Luis Suñer.

La firma heladera ya ha puesto en marcha la comercialización de las emblemáticas marcas. Con la inauguración de sus nuevas cuentas en redes sociales, da el pistoletazo de salida a su nueva gama de productos bajo el nostálgico nombre. Su recién estrenado catálogo muestra los helados que ya se venden bajo la enseña de Camy, desaparecida en 1998. La empresa considera que esa marca todavía es aprovechable al ser recordada con agrado por muchos consumidores.

El nuevo anagrama muestra el emblema de la marca sobre el óvalo con los colores azul y rojo tan característico de Avidesa. Entre los productos que se ofrecen bajo esa enseña de helados tan recordada -y cuyo lema es «el placer de volver»- se encuentra otro legendario helado: el Apolo, uno de los productos estrella de la que fuera empresa de Luis Suñer hasta su fallecimiento, en 1990, cuando la industria alzireña pasó a manos de sus herederos.

Helados ‘Camay’

La marca recientemente recuperada por ICFC fue fundada a principios de la década de los años 60 bajo la marca ‘Camay’y, al poco tiempo, a mediados de 1965, Nestlé adquirió la empresa y los helados pasaron a llamarse ‘Camy’. Esa fue una apuesta pensada para potenciar la venta de helados ante la llegada del boom del turismo en España. A finales de los noventa, Nestlé cambio la estrategia, introdujo los nuevos Helados Nestlé y desapareció la marca junto con Miko y Avidesa.

El cucurucho

Es indiscutible que el Apolo fue el primer y gran éxito de Avidesa. Supuso su primer helado de cucurucho. Fue hace más de medio siglo. Era 1970 y solo habían pasado seis años desde que se creara la heladera alzireña. En aquel verano, la empresa de Suñer lanzó el producto con el nombre de nave espacial y del dios griego del Sol. Rápidamente el Apolo se convirtió en un referente que sedujo a consumidores de todas las edades. Se convirtió en el gran competidor de las empresas heladeras que operaban en España. Años después llevó el sello de Nestlé, que perdió los derechos de la marca por falta de uso tras ratificarse una sentencia judicial que puso fin a siete años de litigio.

Empresa de referencia

Fue fundada por el recordado Luis Suñer en Alzira. La heladera consiguió ser líder nacional durante décadas, en las que apostó fuertemente por patrocinios deportivos -fue la marca de helados oficial del Mundial de España de fútbol de 1982 y de la selección española en 1996- y por los anuncios en televisión. La propiedad de la compañía pasó al grupo Conelsa-BBVA y posteriormente a Nestlé, quien la vendió al que fuera el último director general de Avidesa, Guillermo Lamsfus. Desde noviembre, pertenece al Grupo Ferrero que, después de lanzar Camy y Apolo estudia, además, lanzar una familia de productos bajo la enseña de Avidesa. El uso de las tres marcas garantizará que el titular tenga activos los derechos sobre ellas.

Compartir el artículo

stats