Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sexta ola

Una joven con covid, desde la uci y sin vacunar: "Se pasa muy, muy mal"

"Este año tenemos toda la actividad normal, además del coronavirus. Será más difícil adaptarnos", advierten los médicos

La uci para enfermos con covid en el Hospital Vall d’Hebron.

La presión hospitalaria en Cataluña es, en estos momentos, similar a la de hace un año por estas fechas. Pero hay dos diferencias fundamentales con respecto a diciembre de 2020: en aquel momento, la curva epidemiológica estaba de bajada y, además, hace un año los hospitales eran espacios exclusivamente dedicados al covid-19, pues no había accidentes al estar restringida la movilidad. Este año, sin embargo, Cataluña entra en las Navidades con todos los indicadores al alza y con las ucis de los hospitales copadas por otras enfermedades, como por ejemplo accidentados de tráfico. Los centros tienen menos espacio para adaptarse. Y a las ucis destinadas al covid siguen llegando, mayoritariamente, personas sin vacunar. Los próximos días y semanas supondrán un desafío, uno más, para el sistema sanitario.

Rachel, de 31 años, dio a luz a sus dos gemelos este lunes. Los médicos le hicieron una cesárea de urgencia porque la joven se contagió de covid-19. No estaba vacunada. Lo cuenta desde la uci del Hospital Vall d'Hebron, donde ingresó hace unos días. "Se pasa muy, muy mal. Los síntomas son fuertes. Cada uno que haga lo que quiera, mi experiencia es que se pasa muy mal y que es mejor prevenirlo", opina la joven.

No se quiso vacunar porque, asegura, le costó "mucho" quedarse embarazada. "Al principio dijeron que las embarazadas no nos teníamos que vacunar, luego que sí... Estuve muy dudosa. No sabía qué hacer porque tenía mucho miedo a los efectos secundarios, al aborto...", relata Rachel, que es natural de Castilla y León y que reside en Igualada (Barcelona). Esgrime que "nadie" le aseguraba "que no fuera a pasar nada", si bien los médicos le insistían en que la vacuna tiene "más beneficios que riesgos".

Una joven con covid, desde la uci y sin vacunar: "Se pasa muy, muy mal" Manu Mitru

El resultado de esa decisión es que esta joven ha ingresado por coronavirus en la uci. Por suerte, el parto salió bien. Ella también se encuentra en buen estado, dentro de la fragilidad. Y tiene claro que se vacunará en cuanto le den el alta. Rachel, a quien contagió su pareja, recuerda cómo fueron los primeros síntomas. "Al principio solo tenía congestión nasal, pero después empecé a encontrarme peor. Una tos muy fuerte, que me hacía tener dolores en las costillas y en la parte alta de la barriga.

Tenía neumonía en el pulmón izquierdo. Los médicos del Hospital de Igualada decidieron trasladarla a Vall d'Hebron, que consideró que había que practicarle una cesárea para que pudiera respirar "mejor".

Pacientes no vacunados

Rachel responde al perfil de pacientes que ingresan por covid en los hospitales. Una vuelta por la uci del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, el más grande de Cataluña, da cuenta de ello. Son, mayoritariamente, personas no vacunadas. "Son el perfil principal. Continúan entrando en la uci. No están protegidos por la vacuna y tienen riesgo. Son personas de 40, 50 o 60 años que siguen sin vacunarse, pese a que pueden hacerlo desde hace meses", señala el Jefe de Medicina Intensiva de Vall d'Hebron, Ricard Ferrer.

En las ucis también entran contagiados de covid-19 enfermos que sí están vacunados pero que tienen "factores de riesgo" que hacen que no generen suficientes anticuerpos. Por ejemplo, personas con trasplante renal.

La 'uci covid' del Hospital Vall d'Hebron. Manu Mitru

Pero, además, esta sexta ola ha traído consigo una "novedad", según Ferrer: el ingreso de enfermos "correctamente vacunados" que no tienen otro factor de riesgo que la edad. "Estos fueron los primeros en vacunarse y necesitan, antes que los demás, refuerzos de la vacuna. Terceras dosis", insiste Ferrer. "El mensaje es este: no es que la vacuna no sea efectiva, es que la tercera dosis es muy importante. Estas personas están desprotegidas y son vulnerables, sobre todo en estas fechas en que se mezclarán con grupos de edad más joven".

Cataluña iniciará mañana las terceras dosis para los mayores de 50 años. Hace semanas que abrió ya las dosis de refuerzo para los mayores de 60 y ayer, además, las habilitó para todas las personas, tengan la edad que tengan, que hayan sido vacunadas con AstraZeneca (trabajadores esenciales, fundamentalmente). Para vacunarse con las terceras dosis, los usuarios deben pedir cita previa en la web vacunacovid.catsalut.gencat.cat.

Presión asistencial

El número de ingresos en la uci de Vall d'Hebron, según Ferrer, se va incrementando, pero también está habiendo bastantes altas. "Hace días que tenemos entre 22 y 26 personas con coronavirus", dice. Las expectativas, no obstante, "no son buenas" porque el aumento de contagios traerá consigo más ingresos. Salut calcula que a final de año habrá unas 500 personas con covid en las ucis de toda Cataluña.

"Ahora tenemos disponibilidad de camas, podemos ingresar a pacientes en las fases iniciales de la enfermedad y salen antes", cuenta el internista. Pero la situación puede revertirse en cualquier momento si los contagios siguen disparados. El año pasado, Cataluña entraba en la Navidad con la curva epidemiológica "de bajada". "Este año estamos de subida. El año pasado no hicieron falta planes de contingencia; este, estamos preparando ya planes de contingencia para los próximos días".

Más diferencias con respecto a la situación de hace un año: en las Navidades de 2020, la patología no covid era "mucho menos predominante". "Este invierno -dice Ferrer- es como los de antes del covid". ¿Qué quiere decir? Que el año pasado las ucis pediátricas, de traumatología y de quemados estaban vacías porque los niños no se infectaban de coronavirus y porque las restricciones de movilidad hicieron disminuir mucho los accidentes. Esto es, había todo un espacio 'vacío' dentro del hospital para destinar a los pacientes con coronavirus.

"Pero ahora no es así. Tenemos toda la actividad normal más el covid-19. Las ucis de pediatría, traumatología y quemados están llenas. Esto hace más difícil adaptarnos", apunta el internista.

Sanitarios "tensionados"

La enfermera supervisora de la uci de Vall d'Hebron, Pilar Girón, lamenta que haya una "distancia" entre lo que se vive en la calle y lo que hay dentro del hospital. "Parece que la gente no es lo suficientemente consciente de lo que pasa aquí dentro", valora. "Piensan que siempre será la última ola y no es así".

Por eso insiste en que la vacuna por sí sola no es suficiente y llama a la ciudadanía a mantener las medidas de seguridad, como la mascarillaTambién subraya que los sanitarios están "tensionados" porque sienten que "no hay fin".

Compartir el artículo

stats