Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Afectaciones físicas y cognitivas

Seis meses ingresado por covid, el síndrome post-uci

La pandemia ha puesto el foco en un conjunto de síntomas que los pacientes que están mucho tiempo en estas unidades

Jordi Breda, paciente que ha estado unos 150 días en la uci del Hospital del Mar por el covid-19.

Alrededor de un 60% de los pacientes con covid que ingresan en una uci desarrollan el conocido síndrome post-uci, un conjunto de síntomas físicos, neurocognitivos y psiquiátricos que derivan de haber pasado tanto tiempo en estas unidades. "Es un síndrome que puede afectar a cualquier enfermo en una uci, pero es especialmente frecuente en el covid-19", explica el Jefe de Medicina Intensiva del Hospital Vall d'Hebron, Ricard Ferrer. En Vall d'Hebron, ha habido pacientes que han estado más de 100 días en la uci por covid. En el Hospital del Mar, el récord es de seis meses y medio (unos 195 días).

La afectación física de los pacientes que sufren un síndrome post-uci se debe al hecho de haber estado mucho tiempo encamados, para lo que necesitan rehabilitación física. La afectación cognitiva se presenta en forma de desorientación. Y la psiquiátrica incluye la posibilidad de desarrollar estrés post-traumático, ansiedad o depresión, que se debe al haber sufrido un estrés muy agudo.

Los médicos suelen comenzar la rehabilitación física dentro de la uci para prevenir

decoration

"Para prevenir esto, comenzamos la rehabilitación física cuando aún están en la uci. Para la parte más cognitiva, intentamos que el paciente esté lo más acompañado posible, aunque con el covid ha sido muy difícil", cuenta Ferrer. Aunque estos pacientes acaban recuperándose, muy pocos de ellos, incluso 90 días después, han recuperado su vida normal. "La mayoría no se han reincorporado a su trabajo aún", precisa el internista.

Solape de síntomas

Además, como explica la jefa de sección responsable del seguimiento de la uci del Hospital del Mar, Mapi García, en los pacientes con coronavirus se solapan otros síntomas debidos a la infección. "Son pacientes que al salir de la uci sufren síntomas que se derivan de esas estancias prolongadas en ucis y de la propia infección viral. Tienen que hacer frente a todas estas secuelas, la recuperación es lenta y requiere muchos esfuerzos", dice García.

El paciente sin intubar está en la uci menos de una semana. El intubado, entre dos y tres semanas. Y el que necesita ecmo, de cuatro y seis

decoration

Las secuelas principales que les quedan a los pacientes con coronavirus en las ucis son respiratorias. "Es consecuencia de que han estado mucho tiempo con respirador y de que el propio virus produce daño pulmonar", señala García. De hecho, como precisa Ferrer, muchos de estos pacientes desarrollan una fibrosis pulmonar.

"El paciente que entra en una uci pero al que podemos evitarle la intubación está menos de una semana. El intubado, entre dos y tres semanas. El máximo nivel de gravedad es aquel en que el paciente necesita apoyo con ecmo [oxigenación por membrana extracorpórea]: suele estar entre cuatro y seis semanas en la uci", añade Ferrer. A partir de las dos semanas con ventilación mecánica, el paciente debe ser sometido a una traqueotomía.

Abordaje multidisciplinar

Según García, la clave para afrontar todo este conjunto de secuelas es el "manejo multidisciplinar". "Neumólogos, intensivistas y fisioterapeutas trabajan juntos para afrontar la recuperación lo más temprano posible. Y hay otros dos puntos clave: el propio esfuerzo del paciente y el soporte familiar", dice esta médica del Hospital del Mar.

El síndrome post-uci está descrito desde hace 10 años y cada vez los médicos le prestan más atención

decoration

"El sacar a los enfermos a ver el Mediterráneo entra dentro de nuestro programa de humanización de la uci y forma parte de la terapia emocional. Hemos visto que emocionalmente al paciente le va muy bien", añade. Este programa está dirigido a pacientes con covid que llevan mucho tiempo en la uci.

Como explica Ferrer, el síndrome post-uci está descrito en la literatura médica desde hace 10 años y cada vez los médicos le prestan más atención. "Antes se daba al paciente de alta de la uci y se le hacía seguimiento desde planta, pero ahora los intensivistas ya visitan a estos pacientes dentro de la uci y les dan seguimiento específico a largo plazo", cuenta. El covid, concluye, ha puesto "más de relevancia" este síndrome.

Compartir el artículo

stats