Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Robo frustado

Abortan un robo en Torrent gracias a los golpes de los butroneros

Los cacos perforaron un muro desde un solar abandonado para acceder a una clínica veterinaria

Abortan un robo en Torrent gracias a los golpes de  los butroneros

Abortan un robo en Torrent gracias a los golpes de los butroneros

El ruido que hicieron unos ladrones al romper un muro que linda con una clínica veterinaria de Torrent ha permitido detectar un butrón a tiempo y poner las primeras medidas para evitar que los autores continúen y se produzca un robo. Los vecinos detectaron actividad en la noche del miércoles en un solar vallado de la calle Sant Cristòfol de la ciudad y, al día siguiente, alertaron al dueño del local donde está ubicado en centro médico.

Según las responsables del establecimiento, al tener conocimiento de los hechos, comprobaron que la puerta del solar anexo a su clínica estaba destrozada y abierta, por lo que al entrar en el interior, descubrieron el butrón. Se trata de un gran agujero de un metro de ancho por más de un metro de alto, en el que habían perforado un grueso muro y ya estaban a la vista los ladrillos de la pared de la clínica veterinaria.

La dirección del centro interpuso una denuncia en la Comisaría de la Policía Nacional de Torrent, además de dar parte al retén de la Policía Local „que colocó un precinto en la puerta del solar„ y al ayuntamiento. «Hemos pedido que refuercen la vigilancia por las noches porque tememos que vuelvan para seguir con el agujero y finalmente entren», explicó una de las propietarias de la clínica a Levante-EMV.

En este centro se agradeció que la Policía Local de Torrent haya patrullado más por la zona aunque se insiste en que se mantenga la vigilancia en la medida de lo posible por si los autores del butrón vuelven a intentarlo. También indican que desde el consistorio se han puesto en contacto con el dueño del solar para que arregle «lo más rápido posible» la puerta, de forma que se dificulte la entrada si hay reintento.

La responsable de la clínica insiste que su preocupación «es por lo que supondría un robo o incluso destrozos de aparatología, cuyos daños serían cuantiosos porque este tipo de material es muy caro, pero también porque en estos establecimientos tenemos determinadas sustancias muy peligrosas si alguien hace un mal uso de ellas, ya que realizamos cirugías».

Compartir el artículo

stats