Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnologia

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 20
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    YOUTUBE VERSUS SPOTIFY

    El futuro de la música se encuentra en las plataformas de streaming aunque haya artistas  que no les guste. Su objetivo es claro: si el deseo del consumidor es encontrar gran cantidad de canciones de forma fácil y sencilla, hay que ofrecerle  toda la música del mundo al mejor precio, sin publicidad y sin interrupciones. Quien está ganando por el momento es Spotify, que fue el primero en encontrar el modelo de negocio, por lo que tiene “cierta” ventaja; pero tampoco se puede dormir en los laureles frente al francés Deezer, el Beats Music de Apple y especialmente ahora que acaba de entrar un nuevo actor, Youtube Music Key (y por lo tanto, Google). 

    ¿Sorprende que Google se meta en el negocio de la música? Tampoco se puede decir que haya sido una gran sorpresa, pues muchos usuarios  ya escuchan música a través de YouTube, por lo que no era descabellado que, más tarde o más temprano, quisiera aprovecharse de ello. Además, Youtube tiene una peculiaridad: siendo el servicio de streaming de vídeo más popular del mundo, sus beneficios son “pequeños” para el volumen de usuarios que tiene.

    Curiosamente, ahora que acaba de anunciar el lanzamiento del servicio de streaming musical, Azoff, fundador de la compañía Global Music Rights, encargada de recolectar derechos de autor procedentes de emisoras, discotecas y otros servicios de música digital, quiere recaudar más por la emisión de los contenidos de sus representados y como YouTube no se da por aludido, ha pedido la retirada de vídeos que contienen cerca de 20.000 canciones. Obviamente, todo se reduce a una cuestión de dinero, por lo que va camino de una dura batalla legal entre las dos partes

    Y mientras que Google da un paso firme hacia la música en streaming, Twitter anuncia un cambio de estrategia hacia el mundo del vídeo. Otro que también dará que hablar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook