18 de abril de 2016
18.04.2016
banner buzzeando
Reto viral

Ilusión óptica: ¿De qué color son estos corazones?

Una nueva imagen arrasa en Internet para poner a prueba nuestro sentido de la vista y nuestro cerebro

18.04.2016 | 20:24

Las apariencias engañan y esta valiosa lección nos la demuestra, una vez más, la última ilusión óptica que irrumpe con fuerza en Internet. En esta ocasión, se trata de una imagen con corazones que parecen ser de colores totalmente diferentes, pero, como decíamos, no todo es lo que parece.

Esta nueva ilusión óptica forma parte de un vídeo publicado en Bite Size Psych, un canal de YouTube que se dedica a la divulgación de contenidos científicos y de psicología, y en él se explica la manera que tenemos los seres humanos de ver y percibir el entorno y de lo poco que sabemos sobre cómo funciona nuestro cerebro realmente.

En la imagen en cuestión, se presentan una serie de corazones y unas rayas verticales sobre ellos. ¿De qué color son estos corazones? ¿Morados? ¿Naranjas?

Lo más probable es que muchos hayáis respondido que son de color morado y de color naranja/amarillo. Si es así, malas noticias, vuestro cerebro os ha engañado vilmente pues los corazones son de un tono magenta homogéneo.

Son las rayas verticales las que nos dan la clave del engaño. Si nos acercamos a la imagen, podremos observar que las rayas que parecen todas del mismo color, no lo son. Las rayas azules hacen que el corazón magenta parezca morado, mientras que las rayas verdes hacen que el corazón parezca naranja.

Y si nos acercamos un poco más, quizá lo veamos más claro.

La explicación a este fenómeno visual no es otro que conocer cómo funciona nuestro cerebro. El ojo humano es el que percibe las imágenes, aunque el que las interpreta es el cerebro. Y ¿cómo interpreta las imágenes el cerebro?

En este tipo de imágenes "trucadas" se evidencia la clave para entender cómo funciona en realidad nuestro sistema de visión: el cerebro no percibe el color de un objeto teniendo en cuenta su color real, sino que lo hace en función de su proximidad con lo que rodea a ese objeto, en función de su entorno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook