12 de septiembre de 2016
12.09.2016

Ver para creer

12.09.2016 | 04:15

El Ayuntamiento de Bétera ha puesto en marcha una ordenanza por la que sancionará con multas de entre 750 y 3.000 euros por coger productos del campo sin permiso, al igual que el consistorio también sancionarán a las personas que cojan productos de las cosechas para consumo propio.

Todo ello no deja de sorprenderme por mucho que le llame Guía de Control de la Mercancía Agrícola el transporte, la circulación y la recepción de los productos del campo. Los transportistas deberán llevar encima esta guía, que será expedida por el propietario de los cultivos, la cooperativa o el organismo competente. Con el fin de evitar robos y malas prácticas. Espero y deseo que las malas prácticas, no sean sacar dinero de los permisos propios y se termine sancionando con actos de recaudación.

Asimismo, la ordenanza también prohíbe la recolección de frutas y verduras de los campos para consumo propio, a no ser que exista una autorización del propietario de los cultivos acreditada mediante un documento. Esto no tiene no pie ni cabeza, pues desde cuándo se debe autorizar así mismo para coger su producto para su consumo propio, pues por mucho documento que se realice, no se podrá comprobar su procedencia si no se les coge en el lugar de los hechos.

Esto me recuerda a un hecho de la guardia civil, que sanciono una persona que venía con productos agrícola por haber saltado la cerca del campo, todo ello sin saber que el producto pertenecía a campos cercanos que estaban vallados. Por supuesto la persona pago la correspondiente sanción, porque la apelación al abuso de la autoridad, no estaba en sus previsiones.Enrique Fernández Iniesta. Valencia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook