05 de septiembre de 2017
05.09.2017

La posverdad definitiva

05.09.2017 | 04:15

Casi están alcanzando más repercusión mediática los dimes y diretes sobre la información que pudieron tener los Mossos sobre el inminente atentado de Barcelona, que los terribles efectos del mismo. La cansina discusión sobre si en el mes de mayo les había llegado una información sobre los preparativos del mismo en la Rambla, y ésta les pareció verosímil o no, o si no les llegó nada. Si les fue enviada por la CIA o cualquier otro departamento estadounidense o si les fue remitida por el Citco, la Policía o la Guardia Civil€ es, como poco, inoportuna aunque, a efectos de gobierno, parece muy recomendable dilucidar qué pasó realmente y, de paso, mejorar definitivamente la tan necesaria colaboración entre tantos cuerpos policiales. Y, sin embargo, hay algo que chirría fuertemente en esta discusión y es lo siguiente: ¿no había quedado claro que el atentado con la furgoneta en la Rambla fue una decisión improvisada de los terroristas ante el fracaso de sus preparativos en la casa de Alcanar, cuyos objetivos eran otros mucho más ambiciosos? Si es así, tal como parecen afirmar todas las partes, ¿de qué podían haber avisado los americanos con tres meses de antelación? Jaume García Antón. València.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook