02 de febrero de 2018
02.02.2018

Cantando sin academia

02.02.2018 | 04:15

Días atrás escuchaba las declaraciones del caso Gurtel. Cada vez estoy más avergonzado y me siento engañado y humillado, como creo que muchos españoles. Mientras tiraban el dinero por la alcantarilla, la gente pasaba calamidades por culpa de los recortes y la crisis; pero para ellos la fiesta no tenía fin, deplorable. La declaración de la tesorera fue increíble, una señora que no tiene ni idea de contabilidad (según ella, claro) en ese cargo... es como si pusieran a un mono a administrar un partido como el PP valenciano (con respeto hacia los monos). Bueno y lo de Vicente Rambla, sin comentarios.

Y nos sale el expresidente Camps diciendo que le tienen inquina los partidos de izquierdas y los catalanistas. Parece que esto no ha acabado y que lo van a investigar (ya era hora). Esta gente no sera catalanista, pero valencianista tampoco. Esta gente es egoísta y anda sobre el agua, pero la justicia aunque lenta, va poniendo a cada uno en su sitio. A partir de ahora creo que tendrían que sacar una ley para que los casos de corrupción no prescriban nunca, porque encima se quedan sin castigo y sobre todo endurecer las penas, que son vergonzosas, deberían ser ejemplares (esta gente hace mucho daño). En mi vida he sido presidente de falla, presidente de mi comunidad de vecinos y vicepresidente fundador de la asociación de comerciantes del centro historico de València y no me creo para nada que nuestro presidente del Gobierno y sus compañeros de directiva del PP no supieran lo que estaba pasando (mienten como bellacos). En todas las reuniones a las que he asistido siempre se ha hablado de una cosa, de dinero,siempre es el tema principal digan lo que digan. Miguel Espinosa de Torres. València.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook