27 de enero de 2016
27.01.2016

La fiel asesora que recogió el acta de la exalcaldesa

Barberá, aforada, tuvo que asistir ayer a la caída de Mari Carmen García Fuster, su más estrecha colaboradora

27.01.2016 | 00:17

La exalcaldesa de Valencia y ahora senadora Rita Barberá pasó ayer uno de sus momentos más complicados en la política, tras la caída de algunos de sus más estrechos colaboradores en su largo mandato al frente del consistorio. A la detención de María José Alcón, previsible por las grabaciones en las que se le escuchaba hablar de mordidas con Marcos Benavent, se sumó una con la que pocos contaban en las filas del PP local: la de Mari Carmen García Fuster. Siempre al lado de Barberá como asesora y secretaria del grupo, García Fuster no pasaba desapercibida pues iba calada siempre con gafas de aviador. La enorme confianza entre Barberá y García Fuster quedó demostrada el día que le otorgó poderes para recoger el acta de concejala tras perder la alcaldía y evitar así coincidir con Joan Ribó.

Barberá había permanecido en un segundo plano en sus nuevas labores como senadora hasta que hace una semana realizó su primera comparecencia pública tras la debacle de las elecciones de mayo. Una puesta en escena en la que apareció con con Pedro Agramunt, Susana Camarero y Marta Torrado para respaldar la labor de Isabel Bonig.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18.


Enlaces recomendados: Premios Cine