09 de noviembre de 2016
Central nuclear

Cofrentes pide licencia para almacenar residuos nucleares en contenedores

El retraso en la puesta en marcha del Almacén Temporal Centralizado de Villar de Cañas (Cuenca) obliga a acelerar plazos - La nueva instalación albergará 24 contenedores y deberá estar operativa antes de finalizar la recarga del año 2019

09.11.2016 | 08:09
Cofrentes pide licencia para almacenar residuos nucleares en contenedores

La dirección de la Central Nuclear de Cofrentes (CNC) presentó el pasado 5 de octubre al Ministerio de Industria la petición para licenciar un Almacenamiento Temporal Individualizado (ATI) de residuos radioactivos de alta actividad. Tal como adelantó en exclusiva Levante-EMV el pasado abril, los técnicos de la central comenzaron a evaluar hace meses la posibilidad de construir un depósito propio ante los retrasos del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas (Cuenca) y la falta de capacidad de las piscinas de combustible sitas en la central nuclear.

En diciembre de 2015 ya exploraron ante el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) la posibilidad de ampliar su capacidad de almacenamiento mediante un ATI propio, aunque no ha sido hasta que la empresa estatal Enresa ha comunicado oficialmente que el ATC no llegará a tiempo que Cofrentes ha solicitado el licenciamiento.

El nuevo ATI se construirá al aire libre en una zona a salvo de las inundaciones del Júcar y tendrá capacidad para albergar 24 contenedores. Según explicaron fuentes oficiales de la Central Nuclear de Cofrentes, la instalación debe entrar en servicio en 2019, justo en el límite temporal de la capacidad de almacenamiento actual en las piscinas de combustible.

La dirección de Cofrentes ya ha informado a algunos alcaldes de la zona de su intención de almacenar residuos fuera de las piscinas. Cabe recordar que cuanta más cantidad de este tipo de residuos haya almacenada en Cofrentes, más ingresos recibe este municipio.

Una carta informativa

La CNC distribuyó ayer una circular interna en la que confirma el inicio de las «primeras fases» de licenciamiento y diseño del ATI. En la nota se recuerda que en España es «el Estado el que tiene la responsabilidad de diseñar la estrategia de gestión del combustible nuclear gastado» a través de la empresa pública Enresa, que se financia con las aportaciones de las compañías privadas con instalaciones radioactivas.

En España se decidió que el combustible gastado, que contiene elementos radiactivos con una vida de miles de años, se depositara en un Almacén Temporal Centralizado (ATC) que acabó en Villar de Cañas pese a que la localidad valenciana de Zarra fue la que obtuvo mejor puntuación técnica durante el proceso de selección.

Los retrasos en las obras, la aparición de terrenos inestables y una discutida gestión han provocado que el almacén conquense esté lejos de estar construido en el plazo previsto mientras las piscinas de combustible de las centrales se van llenando con cada recarga.

En estos momentos hay tres ATI disponibles en España. Uno en la central de Trillo (1999), otro en la Central Nuclear José Cabrera (en desmantelamiento) y uno más en la central nuclear de Ascó para ambas unidades. Garoña lo tiene autorizado y Almaraz, con dos reactores también, lo ha solicitado.

Diseño para Cofrentes

Según adelantaron fuentes oficiales de Cofrentes, Enresa no ha comunicado todavía el tipo de contenedor elegido, aunque probablemente se trata de un modelo mixto que permita el almacenamiento y posterior transporte sin necesidad de recurrir a un nuevo manipulado de los elementos radioactivos.

El ATI, recordaron, es «una instalación de carácter temporal». En el futuro, todos los contenedores almacenados en la nuclear de Cofrentes se enviarán al ATC «y los terrenos ocupados actualmente por la instalación quedarán disponibles», sin material nuclear, cuando se cierre la central, insistieron.

El ATI de Cofrentes dispondrá de 24 contenedores refrigerados por convección natural, recubiertos de acero y hormigón para impedir la salida al exterior de la radiactividad y concebidos para resistir accidentes durante su manipulación o transporte. Las plataformas de hormigón y las naves con las que se protegen estos elementos están diseñadas con categoría sísmica 1 para resistir el mayor terremoto esperable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas



Comunitat Valenciana


Camporrobles se rebela contra el traslado de una grúa ferroviaria centenaria a Cataluña

Camporrobles se rebela contra el traslado de una grúa ferroviaria centenaria a Cataluña

El ayuntamiento no ha recibido explicaciones de Adif aunque los trabajos empezaron en noviembre

La Estación Espacial montará un telescopio diseñado en Valencia

La Estación Espacial montará un telescopio diseñado en Valencia

El detector de altas energías del observatorio ASIM arrojará luz sobre los violentos estallidos de...

Josep Palomero disputará la presidencia de la AVL a Ramon Ferrer

Josep Palomero disputará la presidencia de la AVL a Ramon Ferrer

El pleno de la Acadèmia del 23 de diciembre renueva la Junta de Gobierno


La marcha de la directora de la Intervención agudiza la crisis en el órgano de control

La marcha de la directora de la Intervención agudiza la crisis en el órgano de control

La número dos del cuerpo de interventores dejará el cargo en los próximos días en medio de las...

Víctor Sahuquillo, de hombre de confianza a lastre para el presidente

Víctor Sahuquillo, de hombre de confianza a lastre para el presidente

La diputación vive tiempos convulsos. La polémica por las bebidas alcohólicas en comidas de...

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine