12 de septiembre de 2015
12.09.2015

Ontinyent pone en marcha un servicio de mediación vecinal para evitar procesos judiciales

Las diferencias tratarán de resolverse con el diálogo de la partes con la mediación de efectivos de la Policía Local

11.09.2015 | 23:43

Problemas relacionados con la utilización del espacio público, del mobiliario urbano, o de convivencia (ruidos, molestias,...) en general podrán resolverse más fácilmente sin llegar a la vía judicial con el nuevo Servei de Mediació Veïnal (SMV) puesto en marcha por el Ayuntamiento de Ontinyent, que se presentó ayer. El coordinador del área de Govern Obert, Joan Sanchis, y la edil de Seguretat, Tudi Guillem, explicaron que se trata de una iniciativa puesta en marcha para promover la solución de conflictos vecinales mediante el diálogo voluntario de las partes con la mediación de la Policía Local, «de forma rápida, ágil y flexible, sujetándose a los principios de neutralidad, imparcialidad y confidencialidad, ahorrando a los vecinos el tiempo y costes que comporta llevar las diferencias hasta los juzgados».

El SMV, que podrá recabar la colaboración de los diferentes departamentos del ayuntamiento, pasa a ser uno más de la estructura de servicios de mediación, intermediación y negociación que diferentes instituciones y colectivos vienen prestando en la ciudad, que actualmente incluye un servicio de intermediación hipotecaria a través de un convenio entre el Col·legi d'Advocats de València, la Diputació y el ayuntamiento; y un servicio de intermediación civil y mercantil que ofrece el Col·legi d'Advocats.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine